El mosquito tigre se mete dentro de nuestras casas sin que lo notemos. Basta con mirar estos ejemplos que te dejarán sin palabras. El mensaje está claro: no hay que dejar agua acumulada por ninguna parte. ¡Todas estas fotos son ejemplos reales!

1. Ceniceros sin uso

Los ceniceros que quedan al aire libre pueden acumular agua de la lluvia. Uno o dos dedos de agua es una cantidad suficiente para poner un centenar de huevos. Hay que tener en cuenta que si somos descuidados y quedan muchas colillas dentro del cenicero, los mosquitos lo tendrán más difícil porque la nicotina es un tóxico potente. ¡Dos razones más para dejar de fumar, nuestra salud y quitarnos los ceniceros de enmedio!

 

2. Escurreplatos de la cocina

¡Menos probable, pero no imposible! Esta foto no las envió una persona que encontró larvas en el agua acumulada del escurreplatos. Podría ser en una cocina o bien si estamos unos días de camping. Recordad: ¡hay que vaciar el agua!

 

3. Bromelias

¿Has tenido alguna bromelia o Guzmania en casa? Según un estudio hecho por Laboratorios Lokímica y el Jardín Botánico de la Universidad de Valencia, el agua que queda entre las hojas de estas plantas puede llegar a ser un foco de cría de mosquito tigre. Las bromelias son plantas tropicales que necesitan humedad constantemente. Se recomienda dejar un pequeño charquito de agua en el centro de la planta para mantener la humedad.

Estos pequeños charcos de agua también los podemos encontrar en agujeros de árboles, hojas y flores. Muchas veces alrededor de esta agua se forma un microecosistema, ya que muchos insectos se sienten atraídos y van a vivir allí. A estos pequeños ecosistemas acuáticos los científicos lo llaman “fitotelmas”.

 

4. Cubo de la fregona

Un recipiente ideal para acumular agua de la lluvia. Si lo dejas fuera en tu jardín o terraza, gíralo boca abajo o vacía el agua después de que llueva. Por cierto, ¿habéis visto el mosquito tigre que hay por allí?

 

5. La bandeja inferior de la cafetera

¿Qué pasa si los mosquitos tigre entran dentro de nuestras casas? Saben cómo apañarse, hasta en la bandeja de la cafetera con agua puede desarrollarse las larvas. Eso sí, esto sólo podría pasar si hace bastantes días que no se toca ni se usa la cafetera, por ejemplo en segundas residencias o apartamentos.

¿La solución? ¡Mira este vídeo!