Hong Kong se prepara para implementar la app Mosquito Alert en sus distritos

Un equipo multidisciplinar de expertos en ciencia ciudadana, hackers cívicos, estudiantes de medicina y expertos en “Big Data” de Hong Kong ha empezado a trabajar para adaptar el proyecto de ciencia ciudadana en esta región asiática. La iniciativa surgió después de haber participado en un Hackathon Internacional sobre la situación mundial del virus del Zika, donde conocieron el proyecto Mosquito Alert.

Equipo de Hong Kong.

Equipo de Hong Kong.

Desde hace unos meses, un equipo de profesionales apasionado por el mundo del Open data, la gestión de datos y el desarrollo de aplicaciones móviles ha empezado a preparar una versión china de la app Mosquito Alert. Su objetivo es luchar contra los mosquitos que transmiten enfermedades en los países asiáticos. “Queremos adaptar la app a nuestra zona para tratar los problemas que tenemos con los mosquitos en Hong Kong”, dice Scott Edmunds, experto en Open Data de Hong Kong y editor ejecutivo de GigaScience. En esta región, los mosquitos y especialmente el mosquito tigre se están dispersando y abundan mucho durante casi todo el año. “Nuestro objetivo –explica Abbie Jung, cofundadora de Synergy Social Ventures– es conseguir marcar en un mapa los lugares donde crían los mosquitos, no sólo el mosquito tigre, que hay muchísimos, sino también el mosquito de la fiebre amarilla, que actualmente se encuentra en Taiwán y en la isla de Hainan”.

La versión china de la app Mosquito Alert permitirá que los ciudadanos envíen fotos de adultos de mosquitos y de sus lugares de cría geolocalizadas en un mapa. Igual que la versión española, las fotos serán validadas por un equipo de entomólogos. Aun así, “podría ser que a largo plazo incorporáramos algunos cambios en la app, pero estamos trabajando en ello”, comenta Mendel Wong, experto en información tecnológica. De momento, la aplicación ya está traducida al chino tradicional para Hong Kong y Taiwán. Además, se está trabajando para traducirla en chino simplificado, de modo que también será accesible para los mil millones de habitantes de China que hablan chino Mandarín. La app ha sido traducida por Sabrina Wong, una estudiante de medicina de la Universidad de Honk Kong y actualmente trabajando en el ámbito de los derechos humanos y la salud pública.

Versión 'demo' china de la app Mosquito Alert.

Versión ‘demo’ de la app Mosquito Alert traducida al chino.

 

Alerta por la fiebre amarilla

El virus del Zika es ahora una de las mayores preocupaciones a nivel mundial, pero las autoridades de Salud Pública de China también temen a la fiebre amarilla. Sólo en abril de 2016 se han reportado 11 casos importados de fiebre amarilla procedentes de Angola. De momento no ha habido ningún caso de transmisión autóctona, pero el número de lluvias primaverales que se han registrado estos últimos meses indican que podrían favorecer la cría de los vectores de la fiebre amarilla. Esto podría aumentar el riesgo de sufrir una epidemia. Por ello, el equipo hongkonés advierte de que “es aquí donde hay que prestar más atención, ya que actualmente tenemos problemas con el agua estancada en zonas urbanas, como es el caso del Río de las Perlas”.

Ruta hacia los datos abiertos

Fruto de esta colaboración, el equipo de Hong Kong espera aportar mucho más al proyecto, como por ejemplo incorporar Mosquito Alert al Open Data. “Sería un gran avance para regular la documentación asociada a los datos que genera esta plataforma”, explica Scott Edmunds. La filosofía del Open Data es una práctica cada vez más frecuente en proyectos que trabajan con datos y consiste en hacerlos más accesibles y abiertos para todo el mundo.