El mosquito tigre se ha adaptado a vivir en entornos urbanos. La medida más importante y eficiente es la prevención, de modo que hay que eliminar o proteger todos aquellos lugares que podrían ser ideales para la cría del mosquito tigre.

En la vía pública

El mosquito tigre aprovecha los espacios que acumulan agua de lluvia o que tienen mal drenaje, como fuentes públicas, desagües y sobre todo imbornales. En estos lugares pueden haber centenares de larvas que luego seran mosquitos adultos.

Las administraciones públicas se encargan de detectar y controlar los focos de cría en los municipios aplicando las medidas de control necesarias.

Entre todos podemos facilitar la detección de estos espacios recogiendo y compartiendo datos de nuestros descubrimientos. También podemos contribuir en un estudio científico sobre dinámicas de imbornales.

Ademas, los gestores ambientales o de salud pública también pueden utilitzar esta información para adaptar las medidas de control.

Si ves un imbornal que podría ser un lugar de cría, hazle una foto y envíala en la app Mosquito Alert.

  • Los imbornales son los típicos depósitos con agua estancada en la vía pública.