Entradas

La primera mini “patrulla” de Mosquito Alert se pone en marcha en Hong Kong

Una escuela en Hong Kong ha empezado su primer proyecto piloto para involucrar a los estudiantes en la ciencia ciudadana y conocer la problemática del mosquito tigre en la región asiática.

The teacher Dickson Ho Tik Shun and the selected students./CFSS

El profesor Dickson Ho Tik Shun y sus alumnos./CFSS

Este mes de octubre la Foundation China de Educación Secundaria (CFSS) ha iniciado un proyecto piloto de Mosquito Alert en una escuela situada en el extremo oriental de la isla de Hong Kong. El proyecto tiene como objetivo dar a conocer los problemas de control de vectores en un ambiente educativo, así como dar a conocer los problemas de salud pública causados ​​incluyendo enfermedades como el Zika.

A student using the Mosquito Alert app in Chinese.

Un estudiante utilizando la app Mosquito Alert en chino./CFSS

Hong Kong es uno de los lugares donde más se utilizan los teléfonos móviles, pero su uso está restringido en el horario escolar. No obstante, muchas escuelas en Hong Kong están experimentando con el proyecto BYODs que significa “trae tu propio dispositivo”. Se trata de poner a prueba aplicaciones educativas durante unos días para evaluar su eficacia. En este proyecto piloto, durante las próximas tres semanas unos 20 estudiantes se encargarán de identificar al menos 5 mosquitos tigre y un sitio de reproducción desde el otro lado de Hong Kong, y enviarlo con la app Mosquito Alert.

“Esto es sólo un piloto, pero el maestro que lleva esto, Dickson Ho Tik Shun, asegura que el proyecto se podrá ampliar a través de la escuela cuando la temporada de reproducción del mosquito empiece de nuevo en primavera”, dice Scott Edmunds, miembro de Open Data Hong Kong y editor ejecutivo de revista de acceso abierto GigaScience, reafirmando que Mosquito Alert es un proyecto con un gran potencial.

La app Mosquito Alert fue traducida al chino gracias al trabajo de un equipo de expertos de Hong Kong interesados ​​en implementar esta aplicación en la región. Este ha sido un año especialmente malo para las enfermedades transmitidas por mosquitos en Asia. Los casos de Zika han pasado a ser endémicos y también ha habido muchos casos de fiebre amarilla en China, y otros casos de transmisión de Dengue en Hong Kong.

Students using mobile devices./CFSS

Alumnos utilizando sus móviles./CFSS

Barcelona despliega una nueva campaña de control del mosquito tigre pidiendo la complicidad de la ciudadanía

Se pide que los ciudadanos hagan fotos de los mosquitos tigre que encuentren y envíen la observación con la app de la plataforma Mosquito Alert, que impulsa la Obra Social “La Caixa”. Mosquito Alert es una plataforma de ciencia ciudadana coordinada por el CREAF que gestiona datos de miles de observaciones y puntos de cría de mosquito tigre.

Tècnics de l'ASPB. Foto: ASPB

Técnicos de la ASPB. Foto: ASPB

La Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) inicia este mes de mayo el periodo de vigilancia y control intensivo del mosquito tigre (Aedes albopictus) en la ciudad, que se prolongará hasta finales de noviembre. De nuevo, la plataforma Mosquito Alert que impulsa la Obra Social “La Caixa” será uno de los ejes que despliega esta estrategia preventiva en la ciudad. Gracias a la aplicación móvil de esta plataforma, los vecinos y vecinas pueden enviar fotos de mosquitos tigre o de posibles lugares de cría que detecten en la ciudad, sobre todo sumideros que acumulan agua o fuentes ornamentales, etc. De esta manera colaboran con científicos y gestores en la lucha contra este vector de enfermedades como el Dengue o la Chikungunya.

Como novedad, este 2016 los ciudadanos también podrán contribuir a detectar precozmente si el mosquito que está causando la expansión del virus Zika en Sudamérica, el Aedes aegypti, llegará a Barcelona. Para ello la aplicación muestra a los ciudadanos cómo diferenciar el mosquito tigre de este otro mosquito en tres sencillos pasos. Todos los datos recibidos mediante la aplicación, que incluyen fotografías geolocalizadas, están a disposición libre en los mapas interactivos, consultables en todo momento.

El responsable del Programa de Control del Mosquito Tigre de la ASPB, Tomás Montalvo, explica que esta herramienta es enormemente útil, especialmente en la detección de los puntos de cría ubicados en la vía pública, sobre todo los sumideros, y recuerda que la contribución de todos es clave en el control de este insecto. Por ello, dice que “los ciudadanos deben velar por no dejar pequeños recipientes con agua en sus propiedades, ya que es el espacio donde aprovecha el mosquito para criar”.

Els embornals de la via pública solen ser llocs de cria de Mosquit tigre. Foto: J.Piera

Los imbornales de la vía pública suelen ser lugares de cría de mosquito tigre. Foto: J.Piera

Mosquito Alert empezó a caminar como Atrapaeltigre, y es un proyecto de ciencia ciudadana coordinado por el ICREA Movement Ecology Lab, asociado al Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) y el CREAF. Actualmente, el proyecto cuenta con el impulso de la Obra Social “la Caixa” y está cofinanciado por el Organismo Autónomo de Salud Pública de la Diputación de Girona (Dipsalut), el Ministerio de Economía y Competitividad, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y la empresa Lokímica.

Una colaboración que da resultados

La Agencia de Salud Pública de Barcelona despliega su programa de vigilancia y control del mosquito tigre en espacios públicos desde 2005, con el objetivo de mantener bajo control la especie. La ASPB utiliza la información de Mosquito Alert desde hace un par de años para priorizar y organizar las diferentes actuaciones de control que se llevan a cabo en la ciudad junto con otras fuentes de información. Durante 2015 por ejemplo se recibieron más de 300 informes en la ciudad condal. El 20% de estos informes fueron incluidos en el programa de vigilancia y control, colaborando así en reducir la presencia de mosquito tigre, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos y minimizando el riesgo de transmisión de enfermedades.

Gracias a este programa, se da atención a las incidencias que comunican los ciudadanos en la vía pública, se efectúa una vigilancia continua de diferentes zonas de riesgo (68 zonas fijadas en el 2015), y se lleva a cabo una vigilancia y control de los casos de arbovirosi que se producen en la ciudad para evitar una posible transmisión de enfermedades mediante picaduras de los insectos. Cada año la ASPB gestiona alrededor de 250 incidencias referidas a mosquito tigre, efectuando cerca de 900 intervenciones de control en la ciudad.

L'aplicació Mosquito Alert.

La aplicación Mosquito Alert.

Preparados para casos de Zika, Chikungunya y otros

Los expertos recuerdan que las enfermedades transmitidas por vectores representan el 30% de las enfermedades emergentes. Además, la presencia del mosquito tigre en toda la zona mediterránea hace imprescindible mantener la vigilancia activa y la coordinación entre todos los sectores implicados. Hasta el 15 de junio de 2016 se han detectado casos de Zika, Chikungunya y de dengue en Cataluña. Hasta un 30% de estos corresponden a casos de Barcelona, ​​por ello, la ejecución del Protocolo para la vigilancia y control de mosquitos transmisores de arbovirosi es básico para reducir el riesgo de transmisión en nuestro territorio.

De hecho, tal y como comenta Frederic Bartumeus, director Mosquito Alert “se está trabajando combinando los datos ciudadanos y los datos de la propia ASPB para elaborar modelos que predigan cómo se distribuye el mosquito y que estimen si hay riesgo epidemiológico de que expanda alguno de los virus que pueden transportar”.

 

Ampliamos nuestros objetivos después de un 2015 más que exitoso

Dos años después de su nacimiento, el proyecto ha demostrado ser una herramienta eficaz para estudiar y controlar la distribución del mosquito tigre en España junto con otras herramientas y acciones llevadas a cabo.  Los buenos resultados han dado paso a ampliar metas y desde marzo de 2016, gracias al impulso de la Obra Social “la Caixa”, nos hemos propuesto facilitar la detección anticipada de la eventual llegada del mosquito de la fiebre amarilla.

Informe Anual Mosquito Alert 2015

Informe Anual Mosquito Alert 2015

Desde 2014, más de 16.000 personas descargaron la apli­cación móvil Mosquito Alert y aportaron más de 5.700 observaciones de posibles mosquito tigre y 770 avisos de lugares de cría. El 40% de las observaciones recibidas durante el 2015 fueron consideradas por los expertos como posibles o confirmados mosquitos tigre, según el análisis de las fotos adjuntas a estas observaciones. Esto significa que los ciudadanos realizan observaciones muy bien documentadas y que saben identificar bien esta especie.

Gracias a convenios con agentes y entidades españolas referentes en salud pública, los datos de Mosquito Alert han podido utilizarse en algunos casos para la gestión directa de este vector. Hemos establecido colaboración con la Agencia de Salud Pública de Barcelona y con el Ayuntamiento de Valencia. En Barcelona, se recibieron 280 avisos de adultos de mosquito tigre y de lugares de cría durante el 2015. De todos estos, el 20% se consideraron útiles por la ASPB y han dado lugar a algún tipo de actuación del programa de seguimiento y control de la especie. En Valencia, a través de la Regidoria de Sanitat i Salut en colaboración con la empresa Lokímica, han incluido los informes enviados con Mosquito Alert en su campaña de vigilancia y control del mosquito tigre 2015. El 40% de los puntos positivos nuevos de actividad de la especie en el término municipal se detectaron y trataron gracias a Mosquito Alert.

Nos habéis ayudado a detectar mosquito tigre en lugares desconocidos

Desde 2014, se dispone de hallazgos de mosquito tigre ciudadanos valorados por los expertos como posible o probable mosquito tigre en más de 360 municipios españoles. Cataluña es la comunidad autónoma con más municipios con presencia del mosquito. Gracias a la colaboración de los ciudadanos se ha confirmado la presencia extendida del mosquito tigre en las provincias del litoral oriental español (Cataluña, Comunidad Valenciana y Región de Murcia). También sabemos que el mosquito avanza hacia el noreste, en la isla de Mallorca, y que se está propagando desde la costa Este y Sur de España hacia las regiones del interior. Además, se ha confirmado por primera vez la llegada del mosquito tigre en Andalucía, Aragón y la provincia de Lleida gracias a notificaciones ciudadanas. La detección temprana de la especie es de gran importancia para la planificación y aplicación de medidas de control.


¿Quieres saber más?

Descarga el Informe en el apartado de nuestras publicaciones


Aedes aegypti, el mosquito de la fiebre amarilla

Aedes aegypti es el mosquito que se conoce como el mosquito de la fiebre amarilla. Pertenece al género Aedes igual que el mosquito tigre (Aedes albopictus) y están estrechamente emparentados. A los entomólogos les encanta recordarnos que en realidad, ambos pertenecen a un sub-género de Aedes llamado Stegomyia (del griego antiguo Stegos: bajo tejado, y Myia: volar).

aedes aegypti_mark yokoyama_(CC BY-NC-ND 2.0)_02

Mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti). Autor: Mark Yokoyama (CC BY-NC-ND 2.0)

 

Tiene escamas blancas en forma de lira en el tórax

Los adultos de Aedes aegypti son pequeños y de color marrón oscuro con rayas blancas en todo el cuerpo y en las patas. Se parecen al mosquito tigre (Aedes albopictus) pero son un poco diferentes. Se diferencian de otras especies por las 4 líneas de escamas blancas en forma de lira en la parte dorsal del tórax.

En las siguientes imágenes se muestran a modo de comparación el tórax de Aedes aegypti (4 líneas en forma de lira) junto con el de Aedes albopictus (una única línea blanca en el tórax).

Su comportamiento es similar al del mosquito tigre

Izquierda: Ae.aegypti. Derecha: Ae.albopictus. Autor: Vincent Robert (CC BY 2.0)

Tórax de Aedes aegypti (izquierda) y Aedes albopictus (derecha). Autor: Vincent Robert (CC BY 2.0)

Pica durante el día pero también puede hacerlo por la noche. Tiene una preferencia por las personas aún mayor que el mosquito tigre, pero también puede picar otros mamíferos, generalmente animales domésticos. Como los demás mosquitos, sólo las hembras pican porque necesitan la sangre para desarrollar los huevos.

Su periodo de actividad varía en cada zona. En las zonas subtropicales, por ejemplo, está activo la mayor parte del año. En España se desconoce cuál sería su período activo ya que no se han detectado poblaciones de la especie.

Originalmente el mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti) vivía en ambientes forestales y utilizaba los agujeros de los árboles para criar porque acumulaban agua de la lluvia. Igual que su primo hermano, el mosquito tigre, a lo largo de los años se ha adaptado a los entornos urbanos y cría en todo tipo de ambientes que tienen agua estancada como imbornales, tanques o neumáticos.

Es vector de enfermedades

El mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti) puede transmitir enfermedades entre personas o entre animales y personas, por ello se le llama “vector” de enfermedades. La mayoría de las enfermedades que transmite este mosquito son provocadas por virus, cuatro de los más destacados son el de la fiebre amarilla, el virus del Dengue, el virus Chikungunya y el virus Zika.

¿Dónde hay Aedes aegypti?

Siendo una especie de origen africano, su distribución ha estado siempre relacionada con el comercio humano. Se introdujo desde África a las Américas alrededor de los siglos XVI-XVII junto con el tráfico de esclavos. El comercio de ultramarinos desde el Nuevo Mundo introdujo la especie en Europa de forma repetida, estableciéndose en todo el Mediterráneo, causando entre 1700 y 1850 graves epidemias de Fiebre Amarilla y Dengue, con centenares de miles de muertes.

Distribución del mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti). Fuente: ECDC

Distribución del mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti) en Europa. Fuente: ECDC

Más tarde desapareció de forma más o menos espontánea, pero en los últimos 25 años su distribución ha aumentado mundialmente debido a la globalización. Actualmente se encuentra en África, países cercanos al trópico y al subtrópico, especialmente en el norte de Brasil y en el sudeste asiático incluyendo la Índia. También se encuentra en el sudeste de los Estados Unidos y en el norte de Australia.

A diferencia del mosquito tigre (Aedes albopictus), el mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti) no es capaz de realizar una diapausa para soportar la época de invierno en estado de huevo. Esto limita su capacidad para explotar las regiones templadas del norte.

Sin embargo, se podría establecer en las regiones de Europa que tienen un clima subtropical húmedo (partes de los países del Mediterráneo y el Mar Negro), tales como la región de Sochi en el que se ha establecido de nuevo desde 2001 (costa del Mar Negro). Se halla también establecido en la isla de Madeira desde 2005, donde ya ha causado una epidemia de dengue. La presencia de Ae.aegypti en Maderia es la principal amenaza para Europa, teniendo en cuenta las comunicaciones que hay entre Portugal continental. Madeira, junto con las Canarias y Açores, forman la Macaronésia, que es un ámbito geográfico con particularidades similares. Por este motivo el mosquito de a fiebre amarilla podria llegar más fácilente e las Canarias.

Mosquito Alert y Mossos de Esquadra colaboran para encontrar mosquito tigre dentro de nuestros coches

El Servei de Control de Mosquits del Baix Llobregat está efectuando los muestreos en coordinación con los Mossos de Esquadra de Catalunya en el marco del proyecto que lidera el equipo de Mosquito Alert del CEAB-CSIC y el CREAF. Según los datos ciudadanos del 2014 recogidos con Mosquito Alert, este verano los españoles podríamos llegar a transportar en nuestros vehículos unos 800.000 mosquitos tigre. Leer más

Barcelona adopta Mosquito Alert para facilitar el seguimiento y control del mosquito tigre en la ciudad

La Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) se une al proyecto Mosquito Alert y despliega en toda la ciudad su aplicación móvil. Con esta acción la Agencia quiere promover que la ciudadanía utilice esta aplicación para avisar de la presencia del mosquito tigre, y en especial de sus posibles lugares de cría.

Fulletó informatiu ASPB i Atrapaeltigre.

Folleto informativo ASPB y Mosquito Alert

La participación de vecinos y vecinas a través de sus dispositivos móviles permitirá descubrir muchos más detalles de los lugares donde puede criar el mosquito tigre en los diferentes distritos de la ciudad, y en especial de aquellos espacios o recipientes donde los mosquitos se estén reproduciendo y se detecten larvas: imbornales, fuentes ornamentales, bidones, etc. Todos los datos recibidos mediante la aplicación, que incluirán sobre todo fotografías geolocalizadas, se pondrán a disposición libre y en tiempo real en los mapas interactivos de la página web de Mosquito Alert. Los servicios de vigilancia y control de la especie en Barcelona, ​​que en todo el espacio público de la ciudad corresponde a la Agencia de Salud Pública de Barcelona, ​​utilizarán estos mapas para priorizar y organizar las diferentes actuaciones de vigilancia y control que lleven a cabo en la ciudad.

La aplicación móvil Mosquito Alert ha sido creada por los impulsores de Mosquito Alert, un proyecto de ciencia ciudadana coordinado por el Laboratorio de Ecología del Movimiento del Centro de Estudios Avanzados de Blanes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CEAB-CSIC) y el CREAF.

El responsable del Programa de Vigilancia y Control del Mosquito Tigre de la ASPB, Tomás Montalvo, explica que esta herramienta “permitirá disponer de una valiosa información para mejorar la vigilancia y el control de esta especie en la ciudad,. Debemos recordar que el control es una responsabilidad de todos, dado que esta especie se reproduce mayoritariamente en las propiedades privadas donde dispone de una gran variedad de pequeños recipientes que en algun momento pueden contener agua”. Y añade: “Proyectos como éste colaborarán de manera importante en la mejora de la convivencia ciudadana y la calidad de vida en Barcelona “.

El profesor de Investigación ICREA y director de Mosquito Alert, Frederic Bartumeus, insiste en que se busca la colaboración de la ciudadanía: “apostamos por una ciencia ciudadana y por un modelo de gestión participativo y abierto, donde ciudadanos, científicos, y agencias de control trabajamos juntos para minimizar las problemáticas asociadas a la presencia de esta especie invasora”. Los creadores del proyecto explican que este “permitirá generar modelos que faciliten predecir la presencia de las poblaciones de mosquito tigre en la ciudad combinando la aportación ciudadana y los datos de la propia Agencia de Salud Pública”.

Actualmente, el proyecto cuenta con la colaboración de la Obra Social “la Caixa”, del programa de Ayudas a la Investigación Recercaixa, del Ministerio de Economía y Competitividad y de la empresa Lokímica. Con anterioridad ha recibido ayudas de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y de la marca Bloom.

Una especie que hay que controlar

El mosquito tigre (Aedes albopictus) es una especie exótica invasora que produce picaduras molestas y que podría transmitir enfermedades si se dan determinadas condiciones. Vive en áreas urbanas, vuela bajo y pica de día. Son característicos su color negro con franjas blancas, y una raya blanca en la parte superior que le recorre la cabeza y tórax.

Mosquito Tigre (Aedes albopictus). Foto: Roger Eritja (C)

Mosquito tigre (Aedes albopictus). Foto: Roger Eritja (C)

La manera más eficiente de controlar el mosquito tigre es evitar que se reproduzca, y esto se consigue eliminando sus lugares de cría. El mosquito tigre pone los huevos en recipientes pequeños con agua acumulada. Si consideramos que se reproduce principalmente en las propiedades privadas, antes que nada tendremos que vigilar nuestra casa para no acumular agua en recipientes tales como macetas, cubos, bidones, regaderas, pequeñas balsas, etc.

Un seguimiento de años

La Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) despliega su programa de vigilancia y control del mosquito tigre en los espacios públicos desde 2005, con el objetivo de mantener bajo control la especie.

Gracias a este programa, se da atención a las incidencias que comunican a los ciudadanos en la vía pública, se efectúa una vigilancia continua de diferentes zonas de riesgo (68 zonas de riesgo en el 2015), y se lleva a cabo una vigilancia y control de los casos de arbovirosis que se producen en la ciudad para evitar una posible transmisión de enfermedades por parte del mosquito tigre.

Cada año la ASPB gestiona del orden de 250 incidencias referidas a mosquito tigre, efectuando cerca de 800 intervenciones de control.

>> Ver el folleto informativo

 Ciencia ciudadana en Barcelona

Mosquito Alert forma parte, además, de una iniciativa que pretende impulsar la participación ciudadana en proyectos científicos que se ubiquen, totalmente o en parte, en la ciudad de Barcelona. Es lo que se llama la Oficina de Ciencia Ciudadana del Barcelona Lab, que actualmente cuenta con distintos proyectos activos, desde el estudio de las abejas hasta el comportamiento humano. Los ciudadanos interesados en ciencia ciudadana en Barcelona pueden mantenerse al día registrándose en este enlace.

La ruta del virus Chikungunya

Tanto el mosquito tigre (Aedes albopictus) como el mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti) pueden transmitir el virus de la Chikungunya. ¿Cómo ha conseguido llegar una enfermedad tropical tan lejos de su lugar de origen?

Virus Chikungunya. Wikipedia (CC BY-SA 3.0)

Virus Chikungunya. Fuente: wkp A2-33 (CC BY-SA 3.0)

El virus de la chikungunya es originario de África, donde circula en las selvas tropicales en un ciclo natural entre primates y mosquitos selváticos. A partir del 2005, empezó su expansión hacia el Océano Índico y la India, donde produjo millones de casos y grandes pérdidas económicas. Esta expansión está relacionada con la expansión de los mosquitos que son vectores de esta enfermedad.

El virus tiene tres cepas distintas: dos africanas y una asiática. Cuando una de las cepas africanas (la ECSA) entra en contacto estrecho con el mosquito tigre sufre una mutación que le permite adaptarse muy bien dentro del mosquito tigre. De este modo, el mosquito tigre se ha convertido en el vector principal del virus de la chikungunya, tanto en la Isla Reunión como en la India, pero también llevándolo a Europa, donde en 2007 provocó una epidemia en Italia con más de 200 casos.

La expansión de la chikungunya también llegó al continente americano, este caso fue la cepa asiática, transmitida por el mosquito de la fiebre amarilla Aedes aegypti. Aun así, este virus también podría pasar al mosquito tigre por el proceso de mutación.

Mapa de distribución mundial del virus Chikungunya./CDC

Mapa de distribución mundial del virus Chikungunya. Fuente: CDC

En las zonas templadas el mosquito tigre puede sobrevivir al frío invierno en forma de huevos y es por ello que se producen brotes esporádicos, como el de Italia en 2007 o en Florida y Francia recientemente. Sin embargo, la globalización y la facilidad para viajar desde zonas endémicas hacia zonas templadas sigue siendo el motivo de su expansión después de invierno.

Evolución de la expansión del virus Chikungunya (1952-2014)

En España, los casos de chikungunya provienen de personas previamente infectadas en otros países. El virus podría transmitirse sólo si se tratara de una cepa mutada del virus. En Francia hay un sistema de detección y desinfección de los casos importados y quizás es un sistema que podría implantarse en España.

Mientras tanto, hay que evitar que el mosquito tigre expanda su distribución y controlar las poblaciones establecidas. De esta manera que se minimiza el riesgo de sufrir picaduras por parte de este insecto y la infección por chikungunya, pero también la infección por otros arbovirus importados, como el dengue o el viruszika, que circulan en muchas áreas del planeta y que también son transmitidos por el mosquito tigre.

 

La Chikungunya, una enfermedad transmitida por el mosquito tigre

Fuente: Texto elaborado a partir del portal web Canal Salut de la Generalitat de Catalunya i del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (ver enlaces al final)

¿Qué es la Chikungunya?

Es una enfermedad infecciosa ocasionada por un arbovirus (un tipo de virus que utiliza los artrópodos como vectores) y transmitida por la picadura de mosquitos hembra del género Aedes, como el mosquito tigre, que también puede ser vector de otros virus como el Dengue. La Chikungunya es endémica de África, el sudeste asiático, India y Pakistán (eso significa que la infección se mantiene activa en estas zonas concretas por un periodo de tiempo largo con un alto número de personas infectadas), donde aparece sobre todo durante la estación lluviosa. Los síntomas consisten principalmente en fiebre y dolor articular. La mayoría de personas se recuperan completamente, pero no existe ninguna vacuna para este virus.

¿Cómo se transmite?

Cuando los mosquitos se alimentan de la sangre de una persona infectada con Chikungunya pueden pasar a ser transmisores de la enfermedad durante aproximadamente unos 10 días después. Si durante estos días pican a una persona susceptible, ésta puede incubar el virus durante 2-12 días y después manifestar los síntomas. No existen evidencias de transmisión directa entre personas (sin que intervengan los mosquitos).

¿Por qué preocupa?

En los últimos años se han detectado casos de Chikungunya importados en casi todos los países de Europa y de América. Los casos importados se producen cuando una persona se infecta al viajar a un país en el que la enfermedad es endémica y luego vuelve a su país de origen, donde la enfermedad no está presente de manera endémica.

Actualmente y desde enero de 2013, el virus ha viajado a América, donde se ha extendido rápidamente por las Islas del Caribe, con brotes activos de gran magnitud. Este verano, hasta el mes de julio, se han confirmado 72 casos importados a España, muchos de los cuales se han encontrado en Cataluña (41 casos), la mayoría importados del Caribe. No se ha detectado ningún caso de transmisión autóctona (una transmisión dentro de España a través de mosquitos, sin que la persona haya viajado a un país que presente la enfermedad).

Prevención

La mejor manera de afrontar la Chikungunya es la prevención. Principalmente se deben eliminar los posibles lugares de cría del mosquito tigre y reducir su densidad, además de utilizar repelentes y mosquiteras y evitar las horas de más actividad de los mosquitos (primera hora de la mañana y última de la tarde).

Y también puedes colaborar ayudando a detectar nuevos lugares con mosquito tigre y a estudiar su dispersión.

Si tienes dudas o buscas más información relacionada con la Chikungunya consulta las siguientes fuentes de información:

Canal Salut de la Gencat

Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias

 

Maria Solé, estudiante de biología ambiental en prácticas, con la colaboración de Mosquito Alert.