Entradas

¿Qué es la ciencia ciudadana?

A menudo los ciudadanos nos quejamos de que la ciencia está muy lejos de nuestro alcance. Fórmulas complejas, algoritmos, números y gráficos de un nivel inaccesible para la gran mayoría de las personas. Nos cuesta entender la utilidad y la aplicación de algunos experimentos y a veces el lenguaje es difícil de entender. Afortunadamente, hay un fenómeno cada vez más popular en todo el mundo en el que los ciudadanos pueden participar de forma voluntaria en el proceso científico y formar parte de este: la ciencia ciudadana.

Frederic Bartumeus explicando la biología del Mosquito Tigre.

Participantes de un taller de Mosquito Alert.

La ciencia ciudadana hace referencia a involucrar el público general en actividades de investigación científica. La ciudadanía aporta información valiosa, ya sea compartiendo conocimiento, ayudando a recolectar y analizar datos, interpretando resultados, haciendo nuevos descubrimientos, desarrollando tecnologías y aplicaciones o resolviendo problemas complejos. Gracias a proyectos de ciencia ciudadana se han hecho descubrimientos importantes . Por ejemplo, en el proyecto “foldit”, en el que se pedía a los ciudadanos que resolvieran puzles de proteínas, los ciudadanos reconstruyeron la estructura de una proteína que llevaba 15 años investigándose. En otro proyecto, “Planet Hunters”, aficionados a la astronomía descubrieron dos nuevos planetas que pertenecían en otros sistemas solares o galaxias, los llamados exoplanetas.

La evolución de las nuevas tecnologías ha facilitado esta conexión entre científicos y el público general. Gracias a ellas, juntos podemos desarrollar políticas, ponerlas en práctica y dar respuesta a muchos desafíos a los que se enfrenta la sociedad actual.

El ciudadano es una pieza clave para la investigación en Mosquito Alert

Según Scyphers et. al. 2014, “la participación ciudadana y el uso de las nuevas tecnologías pueden avanzar hasta dos años la detección de especies invasoras si se compara con los métodos tradicionales“. Mosquito Alert ha revolucionado el sistema actual de seguimiento y control del mosquito tigre con nuevas tecnologías que permiten obtener datos de forma masiva. Junto con otras redes de seguimiento, el proyecto ha detectado de forma temprana la llegada de mosquito tigre en nuevas zonas, aspecto necesario para que la administración pública active los protocolos ambientales y de salud pública pertinentes. Por otro lado, está ayudando a los gestores a mejorar el control y seguimiento de las poblaciones de mosquito en las comunidades donde ya está establecido. A partir de este año se suma a la detección de la posible llegada del mosquito de la fiebre amarilla en España, el actual responsable de la epidemia de Zika.

Video de la Asamblea General de la ECSA en Barcelona (2015):

El decálogo de la ciencia de los ciudadanos

En Europa existe una red de proyectos de ciencia ciudadana, institutos de investigación, universidades, museos y otras organizaciones e individuos de más de 20 países de la Unión Europea, Suiza o Estados Unidos. Se trata de la European Citizen Science Association (ECSA) cuyos miembros trabajan conjuntamente con el objetivo de conectar ciudadanos y ciencia mediante una participación activa. El grupo de trabajo ‘Sharing best practice and building capacity’ ha desarrollado los 10 principios de la ciencia ciudadana, elaborados por miembros de la misma asociación y el Natural History Museum London.

 

 

 

AtrapaelTigre ahora es Mosquito Alert: una plataforma ciudadana para investigar y controlar mosquitos transmisores de enfermedades globales

La nueva plataforma actualiza el anterior proyecto AtrapaelTigre, incorporará a Aedes aegypti, el actual responsable de la expansión del Zika. Permitirá implementar un sistema de alerta anticipada basado en ciencia ciudadana, que detectará si este mosquito llega a nuestro territorio. También amplía el seguimiento de la presencia y la expansión del mosquito tigre con el fin de que los datos que se recojan nutran los sistemas de gestión de salud pública e investigación epidemiológica actual en España.

Moment de la roda de premsa.

Momento de la rueda de premsa.

Antoni Comín, consejero de Salud de la Generalitat de Cataluña; Jaume Giró, director general de la Fundación Bancaria ”la Caixa”, y Frederic Bartumeus, profesor de investigación ICREA en nombre del CREAF, han presentado hoy el programa Mosquito Alert, fruto de la alianza entre ambas instituciones, para impulsar la investigación, el seguimiento y el control de los principales mosquitos que son transmisores del dengue, el chikungunya, la fiebre amarilla y el Zika. Con este acuerdo se relanza el sistema ciudadano de seguimiento del mosquito tigre (Aedes albopictus) vigente hasta el momento y lo amplía para incorporar al mosquito transmisor de la fiebre amarilla (Aedes aegypti), el actual responsable de la expansión del Zika. El primer resultado de este convenio es que el anterior sistema, conocido con el nombre Atrapa el Tigre, se convierte en la plataforma Mosquito Alert.

Este proyecto pretende que tanto el sistema de alerta de Aedes aegypti como el seguimiento ciudadano de las poblaciones de mosquito tigre residentes y en expansión en España incrementen su participación dentro de los sistemas de gestión de salud pública e investigación epidemiológica actual.

«Vivimos en un mundo globalizado, y este fenómeno provoca cambios que tienen consecuencias directas sobre la salud de las personas. Cada vez estamos más expuestos a agentes biológicos que causan enfermedades transmisibles. Es el caso de la aparición de enfermedades, como el dengue, el chikungunya o el Zika», afirma Jaume Giró, director general de la Fundación Bancaria ”la Caixa”. Frederic Bartumeus, director del proyecto, añade: «Estamos trabajando para integrar a los actores y las instituciones públicas o privadas vinculadas en el problema del mosquito tigre en el ámbito español: ciudadanos, epidemiólogos, entomólogos y modelizadores.»

Mosquito Alert continúa realizando el seguimiento ciudadano de la presencia y la expansión del mosquito tigre, como hacía el proyecto predecesor.

«Sólo seremos capaces de gestionar los riesgos actuales si articulamos las instituciones, la ciencia y la ciudadanía. El programa Mosquito Alert es un ejemplo de ello» comenta Antoni Comín, conseller de salut de la Generalitat de Catalunya. Además, el proyecto espera dar un salto importante e incrementar a sus usuarios de forma exponencial. En 2015 se realizaron 10.000 descargas de la aplicación móvil y 4.000 posibles localizaciones de mosquito tigre.

Imagen de la aplicación Mosquito Alert.

Imagen de la aplicación Mosquito Alert.

Con esta nueva plataforma se desea multiplicar este número, ampliar los datos en el Big Data y ser capaces de realizar modelos que predigan, por un lado, la distribución del mosquito y, por el otro, el riesgo epidemiológico de que se transmitan las enfermedades que transportan. Por último, Mosquito Alert quiere fomentar la aplicación de respuestas y medidas de control concretas, efectivas y en tiempo real, que sirvan para gestionar estas dos especies de mosquito. Para hacerlo, los datos aportados por los ciudadanos y los modelos  matemáticos se compartirán con las entidades que gestionen este problema.

 

Mosquito Alert podrá detectar si el mosquito que transmite el Zika llega al Estado

Aedes aegypti tiene un parentesco cercano con el mosquito tigre (pertenece al mismo género, pero no a la misma especie) y es el principal vector del dengue y el chikungunya, la fiebre amarilla y el Zika. Hasta ahora no se ha detectado este mosquito en España. Mosquito Alert ofrece una aplicación de móvil para que la gente informe cuando crea que ha visto uno de estos mosquitos. Como novedad, a partir de ahora la aplicación ayudará a los usuarios a identificar el mosquito y diferenciar estas dos especies de Aedes antes de enviar la información. Si cientos de miles de personas colaboran informando sobre los mosquitos de su zona de proximidad, se podrá seguir la expansión y la proliferación del mosquito tigre como hacíamos hasta ahora.

Con todos estos datos, los expertos valorarán la información ciudadana recibida, la harán pública en el mapa interactivo que el proyecto tiene en su web, informarán a las administraciones y la utilizarán para generar nuevos modelos científicos. La novedad es que, ahora, la ciencia ciudadana nos puede ayudar a detectar también si llega a España el principal transmisor del Zika, el mosquito de la fiebre amarilla.

El mosquito tigre se ha expandido por todo el litoral mediterráneo y está presente en más de 360 municipios españoles

Según los últimos datos, se confirma la presencia extendida del mosquito tigre en el litoral oriental español (provincias costeras de Cataluña, Comunidad Valenciana y Región de Murcia), así como el avance de la especie hacia el noreste, en la isla de Mallorca. En general, los datos ciudadanos sugieren que el mosquito se está propagando desde la costa de levante hacia Andalucía y hacia las regiones del interior. De hecho, en 2014 y 2015, con la ayuda de los datos ciudadanos validados, entre otros expertos, por el Dr. Bartumeus, junto con redes estatales de seguimiento de esta especie, se confirmó la llegada del mosquito tigre en Andalucía y Aragón.

Por otra parte, en Cataluña se confirmó la llegada del mosquito tigre en la provincia de Lleida. Desde 2014, se cuenta con hallazgos de mosquito tigre a cargo de ciudadanos y valorados por los expertos como posible o probable mosquito tigre en más de 360 municipios españoles. Cataluña es la comunidad autónoma con más municipios con presencia del mosquito (189), seguida por la Comunidad Valenciana (115), las islas Baleares (21), Andalucía (14), la Región de Murcia (13), Aragón (5), la Comunidad de Madrid (2), Castilla-La Mancha (1) y La Rioja (1).

Vídeo de la rueda de prensa:

Acceso a Youtube para Visualizar 
 

Mosquito Alert y Mossos de Esquadra colaboran para encontrar mosquito tigre dentro de nuestros coches

El Servei de Control de Mosquits del Baix Llobregat está efectuando los muestreos en coordinación con los Mossos de Esquadra de Catalunya en el marco del proyecto que lidera el equipo de Mosquito Alert del CEAB-CSIC y el CREAF. Según los datos ciudadanos del 2014 recogidos con Mosquito Alert, este verano los españoles podríamos llegar a transportar en nuestros vehículos unos 800.000 mosquitos tigre. Leer más

El proyecto Mosquito Alert en publicaciones científicas

Recogemos todas las publicaciones y eventos especializados donde se menciona el proyecto y sus resultados.

Publicaciones científicas

 Presentaciones en congresos y workshops especializados

Otras publicaciones especializadas

Citas del proyecto en otras publicaciones especializadas

Primera detección de mosquito tigre en el País Vasco

La semana pasada se publicó en una revista científica la detección, ocurrida a finales del verano de 2014 en Irún, cerca de la frontera francesa. La zona se estaba observando desde 2013, pero no fue hasta este verano que se encontraron huevos de mosquito tigre.

mapa paper irun MT feat image

Mapa de las localidades donde se pusieron las trampas para encontrar huevos de mosquito tigre en el País Vasco (Referencia del mapa: Delacour et al. (2015). Los puntos verdes muestran la ausencia de huevos, mientras que la estrella roja muestra el único lugar donde se han encontrado. Las regiones francesas marcadas en rojo muestran donde hay poblaciones establecidas de mosquito tigre, las amarillas donde hay detecciones esporádicas, las verdes donde no hay mosquito y las grises donde no se han hecho estudios.

Los autores del trabajo suponen que aún no existe una población asentada en la zona. Se desconoce el origen de estos ejemplares, pero seguramente provienen de zonas con presencia de mosquito tigre, como el levante español o el sur de Francia. Se prevé estudiar más a fondo este aspecto en un futuro con pruebas genéticas.

Este hallazgo impone la necesidad de un aumento de la vigilancia en el norte de España. En este sentido, la participación ciudadana será también clave para controlar una posible expansión en el futuro.

Ciencia ciudadana y vigilancia de mosquitos en Europa

Recientemente, ha sido publicado un artículo científico que recoge distintos proyectos de vigilancia pasiva de mosquitos en Europa. Varios de estos proyectos han surgido a raíz de la llegada de distintas especies invasoras de mosquito en Europa y de la preocupación por las enfermedades que estas especies pueden transmitir.

Mosquito Alert es uno de ellos, juntamente con Mückenatlas (Alemania), Mosquito Reporting Scheme y Mosquito Watch (Reino Unido), Muggenradar (Países Bajos), iMoustique (Francia) y MosquitoWEB (Portugal).

 

Vigilancia pasiva de mosquitos y ciencia ciudadana

La característica común de estos proyectos es el empleo de lo que se denomina “vigilancia pasiva”, en contraposición a la “vigilancia activa”. La vigilancia pasiva puede suponer una ventaja frente a la vigilancia activa ya que la relación coste/beneficio puede ser baja y aportar grandes cantidades de datos, que generalmente son de buena calidad. Ambas se complementan, puesto que la vigilancia activa es necesaria para confirmar los informes recibidos de los ciudadanos o por ejemplo para profundizar en el conocimiento de la distribución de una especie en lugares determinados.

Según la ECDC (European Center for Disease Prevention and Control), la vigilancia activa consiste en el uso de métodos de muestreo seleccionados específicamente y aplicados a la recolección de especies objetivo en los lugares donde se encuentra, mientras que la vigilancia pasiva incluye la recolección de datos mediante programas de monitoreo o envío de informes, por parte de trabajos de campo realizados por personal no especializado y/o por el público general, como podrían ser los proyectos de ciencia ciudadana.

Según el artículo, la implantación de estos proyectos de vigilancia pasiva en Europa ha permitido encontrar nuevas poblaciones o mejorar el conocimiento de la distribución de algunas especies de mosquito. Dos ejemplos de nuevos hallazgos realizados gracias a esta vigilancia pasiva son: el descubrimiento de mosquito tigre en Andalucía y el descubrimiento de nuevas poblaciones de Ochlerotatus (Aedes) japonicus en Alemania, comentado más abajo y recogido en el artículo.

Este trabajo ha puesto de manifiesto que cada proyecto sigue sus propios métodos, sin la utilización de un protocolo común entre todos ellos. Sería un avance, por lo tanto, enlazar y estructurar los distintos proyectos entre sí. De este modo, se podría dar una información más unificada que permitiría mostrar una imagen mejor de la presencia, distribución y dispersión de las especies de mosquitos, tanto nativas como invasoras, en Europa.

Actualmente se está trabajando para desarrollar técnicas que puedan validar estos datos y así poder ser utilizados en métodos científicos de análisis. Puede resultar muy interesante, por lo tanto, la combinación de técnicas de vigilancia pasiva con vigilancia activa para conseguir mejores resultados.

Imagen1 feat image

Imágenes: mosquito tigre (Aedes albopictus) a la izquierda (fotografía tomada por uno de los participantes de Mosquito Alert) y Aedes aegypti a la derecha (“Aedes aegypti CDC-Gathany” by James Gathany – PHIL, CDC. Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons).

 

El ejemplo de Ochlerotatus (Aedes) japonicus en Alemania

CDC_7959_Ochlerotatus_japonicus

Referencia de la foto: “CDC 7959 Ochlerotatus japonicus” by James Gathany, CDC – This media comes from the Centers for Disease Control and Prevention’s Public Health Image Library (PHIL), with identification number #7959.

Dos nuevas poblaciones del mosquito Ochlerotatus (Aedes) japonicus han sido encontradas en Alemania gracias al proyecto de ciencia ciudadana Mückenatlas. Una de las características de esta especie (que no se ha detectado en España) son las rayas doradas en el tórax, a diferencia de la raya blanca que presenta el mosquito tigre.

Según la ECDC, la especie es endémica de Japón, Corea (tanto Corea del Norte como Corea del Sur), Taiwán, China y el sur de Rusia. Actualmente se puede encontrar en algunos países de Europa, en Norteamérica y en Nueva Zelanda. La misma organización explica que en su rango de distribución nativo este mosquito no se considera un importante vector de enfermedades.

Aun así, en el laboratorio se ha observado que puede estar implicado en la transmisión de enfermedades como el dengue y la chikungunya. Actualmente no está del todo claro el rol que este mosquito tiene en la transmisión de enfermedades en condiciones naturales.

Se detecta el mosquito tigre en Andalucía por primera vez gracias a la ciudadanía

Por primera vez, y gracias a una aplicación para móviles, se ha detectado de forma científica en Andalucía la presencia del mosquito tigre, un insecto transmisor de enfermedades como la chikungunya y el dengue. Esto ha sido posible gracias a la participación ciudadana que se ha descargado la app Mosquito Alert y a la posterior verificación de los entomólogos que colaboran en este proyecto. 

atrapaeltigre

Imágenes enviadas desde Andalucía a través de la app. que hicieron movilizar a los científicos e ir a comprobar la presencia de esta especie con trampas especiales.

En junio de 2014 se lanzaba la aplicación móvil Mosquito Alert,  un proyecto de ciencia ciudadana que tiene como objetivo el estudio y seguimiento del mosquito tigre en España y con el que colaboran distintos entomólogos a escala nacional.

Las más de 6.000 personas que se lo han descargado hasta la fecha han enviado datos de un total de 1.600 posibles puntos donde se podría localizar este insecto. Gracias a estos usuarios, se ha descubierto la presencia de la especie por primera vez en Andalucía. El estudio se publica en la revista Anales de Biología.

“Gracias a la participación ciudadana se descubrió (potencialmente) la presencia del mosquito en una nueva comunidad autónoma. A continuación, los entomólogos colaboradores del proyecto iniciaron el muestreo y verificación in situ”, comenta a Sinc el equipo del proyecto, coordinado por el ICREA-Laboratorio de Ecología del Movimiento del Centro de Estudios Avanzados de Blanes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CEAB-CSIC). Mosquito Alert está cofinanciado además por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología y por el programa de ayudas a la investigación Recercaixa.

Hasta este momento, los investigadores no habían hecho muestreos regulares en Andalucía, por lo que sospechan que el mosquito tigre debe llevar tiempo en la comunidad. “Tiene que llevar más tiempo porque en prospecciones posteriores se ha localizado en más puntos de Andalucía”, añaden.

Un insecto viajero

El mosquito tigre es un vector (transmisor) de algunas enfermedades como la chikungunya y el dengue –aparte de ser molesto, de tener hábitos diurnos y picar de día de forma agresiva–. Se localizó por primera vez en España en San Cugat del Vallès (Cataluña), y los científicos no están seguros de cuál es su procedencia inicial.

“No lo sabemos, pero se apunta a una dispersión debida a saltos territoriales. Es difícil comprobarlo puesto que no hay muestreos sistemáticos en todo el territorio. Podría haber llegado al sur de nuestro país por un desplazamiento pasivo o mediado por el transporte humano”, argumentan. Para estudiar este aspecto han desarrollado una nueva “misión” en la aplicación llamada experimento #coche que  anima a los usuarios de Mosquito Alert a que si encuentran un mosquito tigre en un vehículo, lo notifiquen mediante la aplicación. Así sabrán cuánta distancia recorre haciendo ‘autoestop‘.

“Estos resultados demuestran que la aportación ciudadana sirve para mucho –añaden–, y aunque los avances científicos requieren tiempo, este tipo de colaboración puede hacer descubrimientos rápidos, como nuevas citas”. Otro punto destacable del proyecto ha sido corroborar el avance de esta especie hacia el norte de Cataluña, llegando al pie del pre-pirineo, en Berga.

Muestreo en la Región de Murcia con apoyo de los datos ciudadanos

En la Región de Murcia (Universidad de Murcia, UMU) se está realizando el muestreo intensivo de finales de verano-principio de otoño para localizar al mosquito tigre. A la hora de disponer las trampas, se ha buscado apoyo en los datos de ciencia ciudadana del proyecto Mosquito Alert, del que la UMU forma parte. Esto permite arrojar un poco de luz en la búsqueda a ciegas del mosquito tigre, un insecto muy pequeño y que vuela muy poco. Para detectarlo con trampas, es importante escoger bien los sitios, ya que una diferencia de unos pocos centenares de metros puede repercutir en el resultado del muestreo.

Así, se han dispuesto algunas trampas en lugares en los que los datos de los ciudadanos se han considerado como indicios de su presencia, y sobre los cuales no se tenía conocimiento de la posible presencia de mosquito tigre en muestreos anteriores. De esta manera el muestreo puede ser más eficiente, pues se parte de una información previa en los lugares con datos ciudadanos disponibles. Al final de la temporada de estudio, se podrán contrastar los resultados de capturas en las trampas con los datos ciudadanos.

¿Cómo se muestrea el mosquito tigre?

 Una de las técnicas principales es utilizar trampas de oviposición, que imitan los lugares en los que el mosquito tigre cría de manera habitual.

Estas trampas son muy sencillas: sólo se necesita un recipiente con agua y una superficie (por ejemplo, una maderita) en la que el mosquito hembra pueda poner los huevos, siempre por encima del nivel del agua. El agua se trata para que las larvas nunca lleguen a desarrollarse a adulto y así evitar que las trampas puedan ser nuevos focos de cría de mosquito tigre. Las maderitas, después de unos días en el exterior, se recogen y se llevan al laboratorio, donde se observan en el microscopio. Si hay huevos de mosquito tigre, se ponen a que salgan las larvas para hacer una segunda confirmación de su presencia.

Trampas Murcia