Entradas

Mosquito Alert y Mossos de Esquadra colaboran para encontrar mosquito tigre dentro de nuestros coches

El Servei de Control de Mosquits del Baix Llobregat está efectuando los muestreos en coordinación con los Mossos de Esquadra de Catalunya en el marco del proyecto que lidera el equipo de Mosquito Alert del CEAB-CSIC y el CREAF. Según los datos ciudadanos del 2014 recogidos con Mosquito Alert, este verano los españoles podríamos llegar a transportar en nuestros vehículos unos 800.000 mosquitos tigre. Leer más

Primera detección de mosquito tigre en el País Vasco

La semana pasada se publicó en una revista científica la detección, ocurrida a finales del verano de 2014 en Irún, cerca de la frontera francesa. La zona se estaba observando desde 2013, pero no fue hasta este verano que se encontraron huevos de mosquito tigre.

mapa paper irun MT feat image

Mapa de las localidades donde se pusieron las trampas para encontrar huevos de mosquito tigre en el País Vasco (Referencia del mapa: Delacour et al. (2015). Los puntos verdes muestran la ausencia de huevos, mientras que la estrella roja muestra el único lugar donde se han encontrado. Las regiones francesas marcadas en rojo muestran donde hay poblaciones establecidas de mosquito tigre, las amarillas donde hay detecciones esporádicas, las verdes donde no hay mosquito y las grises donde no se han hecho estudios.

Los autores del trabajo suponen que aún no existe una población asentada en la zona. Se desconoce el origen de estos ejemplares, pero seguramente provienen de zonas con presencia de mosquito tigre, como el levante español o el sur de Francia. Se prevé estudiar más a fondo este aspecto en un futuro con pruebas genéticas.

Este hallazgo impone la necesidad de un aumento de la vigilancia en el norte de España. En este sentido, la participación ciudadana será también clave para controlar una posible expansión en el futuro.

Ciencia ciudadana y vigilancia de mosquitos en Europa

Recientemente, ha sido publicado un artículo científico que recoge distintos proyectos de vigilancia pasiva de mosquitos en Europa. Varios de estos proyectos han surgido a raíz de la llegada de distintas especies invasoras de mosquito en Europa y de la preocupación por las enfermedades que estas especies pueden transmitir.

Mosquito Alert es uno de ellos, juntamente con Mückenatlas (Alemania), Mosquito Reporting Scheme y Mosquito Watch (Reino Unido), Muggenradar (Países Bajos), iMoustique (Francia) y MosquitoWEB (Portugal).

 

Vigilancia pasiva de mosquitos y ciencia ciudadana

La característica común de estos proyectos es el empleo de lo que se denomina “vigilancia pasiva”, en contraposición a la “vigilancia activa”. La vigilancia pasiva puede suponer una ventaja frente a la vigilancia activa ya que la relación coste/beneficio puede ser baja y aportar grandes cantidades de datos, que generalmente son de buena calidad. Ambas se complementan, puesto que la vigilancia activa es necesaria para confirmar los informes recibidos de los ciudadanos o por ejemplo para profundizar en el conocimiento de la distribución de una especie en lugares determinados.

Según la ECDC (European Center for Disease Prevention and Control), la vigilancia activa consiste en el uso de métodos de muestreo seleccionados específicamente y aplicados a la recolección de especies objetivo en los lugares donde se encuentra, mientras que la vigilancia pasiva incluye la recolección de datos mediante programas de monitoreo o envío de informes, por parte de trabajos de campo realizados por personal no especializado y/o por el público general, como podrían ser los proyectos de ciencia ciudadana.

Según el artículo, la implantación de estos proyectos de vigilancia pasiva en Europa ha permitido encontrar nuevas poblaciones o mejorar el conocimiento de la distribución de algunas especies de mosquito. Dos ejemplos de nuevos hallazgos realizados gracias a esta vigilancia pasiva son: el descubrimiento de mosquito tigre en Andalucía y el descubrimiento de nuevas poblaciones de Ochlerotatus (Aedes) japonicus en Alemania, comentado más abajo y recogido en el artículo.

Este trabajo ha puesto de manifiesto que cada proyecto sigue sus propios métodos, sin la utilización de un protocolo común entre todos ellos. Sería un avance, por lo tanto, enlazar y estructurar los distintos proyectos entre sí. De este modo, se podría dar una información más unificada que permitiría mostrar una imagen mejor de la presencia, distribución y dispersión de las especies de mosquitos, tanto nativas como invasoras, en Europa.

Actualmente se está trabajando para desarrollar técnicas que puedan validar estos datos y así poder ser utilizados en métodos científicos de análisis. Puede resultar muy interesante, por lo tanto, la combinación de técnicas de vigilancia pasiva con vigilancia activa para conseguir mejores resultados.

Imagen1 feat image

Imágenes: mosquito tigre (Aedes albopictus) a la izquierda (fotografía tomada por uno de los participantes de Mosquito Alert) y Aedes aegypti a la derecha (“Aedes aegypti CDC-Gathany” by James Gathany – PHIL, CDC. Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons).

 

El ejemplo de Ochlerotatus (Aedes) japonicus en Alemania

CDC_7959_Ochlerotatus_japonicus

Referencia de la foto: “CDC 7959 Ochlerotatus japonicus” by James Gathany, CDC – This media comes from the Centers for Disease Control and Prevention’s Public Health Image Library (PHIL), with identification number #7959.

Dos nuevas poblaciones del mosquito Ochlerotatus (Aedes) japonicus han sido encontradas en Alemania gracias al proyecto de ciencia ciudadana Mückenatlas. Una de las características de esta especie (que no se ha detectado en España) son las rayas doradas en el tórax, a diferencia de la raya blanca que presenta el mosquito tigre.

Según la ECDC, la especie es endémica de Japón, Corea (tanto Corea del Norte como Corea del Sur), Taiwán, China y el sur de Rusia. Actualmente se puede encontrar en algunos países de Europa, en Norteamérica y en Nueva Zelanda. La misma organización explica que en su rango de distribución nativo este mosquito no se considera un importante vector de enfermedades.

Aun así, en el laboratorio se ha observado que puede estar implicado en la transmisión de enfermedades como el dengue y la chikungunya. Actualmente no está del todo claro el rol que este mosquito tiene en la transmisión de enfermedades en condiciones naturales.

Se detecta el mosquito tigre en Andalucía por primera vez gracias a la ciudadanía

Por primera vez, y gracias a una aplicación para móviles, se ha detectado de forma científica en Andalucía la presencia del mosquito tigre, un insecto transmisor de enfermedades como la chikungunya y el dengue. Esto ha sido posible gracias a la participación ciudadana que se ha descargado la app Mosquito Alert y a la posterior verificación de los entomólogos que colaboran en este proyecto. 

atrapaeltigre

Imágenes enviadas desde Andalucía a través de la app. que hicieron movilizar a los científicos e ir a comprobar la presencia de esta especie con trampas especiales.

En junio de 2014 se lanzaba la aplicación móvil Mosquito Alert,  un proyecto de ciencia ciudadana que tiene como objetivo el estudio y seguimiento del mosquito tigre en España y con el que colaboran distintos entomólogos a escala nacional.

Las más de 6.000 personas que se lo han descargado hasta la fecha han enviado datos de un total de 1.600 posibles puntos donde se podría localizar este insecto. Gracias a estos usuarios, se ha descubierto la presencia de la especie por primera vez en Andalucía. El estudio se publica en la revista Anales de Biología.

“Gracias a la participación ciudadana se descubrió (potencialmente) la presencia del mosquito en una nueva comunidad autónoma. A continuación, los entomólogos colaboradores del proyecto iniciaron el muestreo y verificación in situ”, comenta a Sinc el equipo del proyecto, coordinado por el ICREA-Laboratorio de Ecología del Movimiento del Centro de Estudios Avanzados de Blanes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CEAB-CSIC). Mosquito Alert está cofinanciado además por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología y por el programa de ayudas a la investigación Recercaixa.

Hasta este momento, los investigadores no habían hecho muestreos regulares en Andalucía, por lo que sospechan que el mosquito tigre debe llevar tiempo en la comunidad. “Tiene que llevar más tiempo porque en prospecciones posteriores se ha localizado en más puntos de Andalucía”, añaden.

Un insecto viajero

El mosquito tigre es un vector (transmisor) de algunas enfermedades como la chikungunya y el dengue –aparte de ser molesto, de tener hábitos diurnos y picar de día de forma agresiva–. Se localizó por primera vez en España en San Cugat del Vallès (Cataluña), y los científicos no están seguros de cuál es su procedencia inicial.

“No lo sabemos, pero se apunta a una dispersión debida a saltos territoriales. Es difícil comprobarlo puesto que no hay muestreos sistemáticos en todo el territorio. Podría haber llegado al sur de nuestro país por un desplazamiento pasivo o mediado por el transporte humano”, argumentan. Para estudiar este aspecto han desarrollado una nueva “misión” en la aplicación llamada experimento #coche que  anima a los usuarios de Mosquito Alert a que si encuentran un mosquito tigre en un vehículo, lo notifiquen mediante la aplicación. Así sabrán cuánta distancia recorre haciendo ‘autoestop‘.

“Estos resultados demuestran que la aportación ciudadana sirve para mucho –añaden–, y aunque los avances científicos requieren tiempo, este tipo de colaboración puede hacer descubrimientos rápidos, como nuevas citas”. Otro punto destacable del proyecto ha sido corroborar el avance de esta especie hacia el norte de Cataluña, llegando al pie del pre-pirineo, en Berga.

Muestreo en la Región de Murcia con apoyo de los datos ciudadanos

En la Región de Murcia (Universidad de Murcia, UMU) se está realizando el muestreo intensivo de finales de verano-principio de otoño para localizar al mosquito tigre. A la hora de disponer las trampas, se ha buscado apoyo en los datos de ciencia ciudadana del proyecto Mosquito Alert, del que la UMU forma parte. Esto permite arrojar un poco de luz en la búsqueda a ciegas del mosquito tigre, un insecto muy pequeño y que vuela muy poco. Para detectarlo con trampas, es importante escoger bien los sitios, ya que una diferencia de unos pocos centenares de metros puede repercutir en el resultado del muestreo.

Así, se han dispuesto algunas trampas en lugares en los que los datos de los ciudadanos se han considerado como indicios de su presencia, y sobre los cuales no se tenía conocimiento de la posible presencia de mosquito tigre en muestreos anteriores. De esta manera el muestreo puede ser más eficiente, pues se parte de una información previa en los lugares con datos ciudadanos disponibles. Al final de la temporada de estudio, se podrán contrastar los resultados de capturas en las trampas con los datos ciudadanos.

¿Cómo se muestrea el mosquito tigre?

 Una de las técnicas principales es utilizar trampas de oviposición, que imitan los lugares en los que el mosquito tigre cría de manera habitual.

Estas trampas son muy sencillas: sólo se necesita un recipiente con agua y una superficie (por ejemplo, una maderita) en la que el mosquito hembra pueda poner los huevos, siempre por encima del nivel del agua. El agua se trata para que las larvas nunca lleguen a desarrollarse a adulto y así evitar que las trampas puedan ser nuevos focos de cría de mosquito tigre. Las maderitas, después de unos días en el exterior, se recogen y se llevan al laboratorio, donde se observan en el microscopio. Si hay huevos de mosquito tigre, se ponen a que salgan las larvas para hacer una segunda confirmación de su presencia.

Trampas Murcia