Muestreo en la Región de Murcia con apoyo de los datos ciudadanos

En la Región de Murcia (Universidad de Murcia, UMU) se está realizando el muestreo intensivo de finales de verano-principio de otoño para localizar al mosquito tigre. A la hora de disponer las trampas, se ha buscado apoyo en los datos de ciencia ciudadana del proyecto Mosquito Alert, del que la UMU forma parte. Esto permite arrojar un poco de luz en la búsqueda a ciegas del mosquito tigre, un insecto muy pequeño y que vuela muy poco. Para detectarlo con trampas, es importante escoger bien los sitios, ya que una diferencia de unos pocos centenares de metros puede repercutir en el resultado del muestreo.

Así, se han dispuesto algunas trampas en lugares en los que los datos de los ciudadanos se han considerado como indicios de su presencia, y sobre los cuales no se tenía conocimiento de la posible presencia de mosquito tigre en muestreos anteriores. De esta manera el muestreo puede ser más eficiente, pues se parte de una información previa en los lugares con datos ciudadanos disponibles. Al final de la temporada de estudio, se podrán contrastar los resultados de capturas en las trampas con los datos ciudadanos.

¿Cómo se muestrea el mosquito tigre?

 Una de las técnicas principales es utilizar trampas de oviposición, que imitan los lugares en los que el mosquito tigre cría de manera habitual.

Estas trampas son muy sencillas: sólo se necesita un recipiente con agua y una superficie (por ejemplo, una maderita) en la que el mosquito hembra pueda poner los huevos, siempre por encima del nivel del agua. El agua se trata para que las larvas nunca lleguen a desarrollarse a adulto y así evitar que las trampas puedan ser nuevos focos de cría de mosquito tigre. Las maderitas, después de unos días en el exterior, se recogen y se llevan al laboratorio, donde se observan en el microscopio. Si hay huevos de mosquito tigre, se ponen a que salgan las larvas para hacer una segunda confirmación de su presencia.

Trampas Murcia