Entradas

Mosquito Alert, reconocido por las Naciones Unidas

El proyecto se ha incorporado en el portal del Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP) por ser un ejemplo de proyecto de ciencia ciudadana que lucha por la salud humana a nivel global.

Los datos de Mosquito Alert se pueden consultar en el apartado de Salud Global del portal UNEP.

El mapa de Mosquito Alert se puede consultar en el apartado de Salud Global del portal UNEP.

Desde noviembre de 2016, los datos y el mapa de observaciones ciudadanas de Mosquito Alert ya son accesibles en el portal internacional del Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP). La UNEP reúne los principales proyectos relacionados con el medio ambiente y la salud, y ha considerado Mosquito Alert, coordinado por el CREAF con el soporte de la Obra Social “la Caixa”, como un proyecto de referencia. “Se reconoce la filosofía de nuestro proyecto que consiste en involucrar la ciudadanía en temas de salud pública a nivel global mediante la ciencia ciudadana”, explica Frederic Bartumeus, director de Mosquito Alert e investigador ICREA en el CREAF y el CEAB-CSIC.

El proyecto ya destacó entre los Eurodiputados de Parlamento Europeo, cuando John Palmer, investigador de la Univeridad Pompeu Fabra (UPF) y miembro de Mosquito Alert, lo presentó en Bruselas en septiembre de 2016. “Fue entonces cuando la Directora de investigación de la UNEP Jacqueline McGlade se interesó en visibilizar Mosquito Alert en este portal internacional”, comenta John Palmer.

Más visibilidad a escala europea

La UNEP tiene el objetivo de marcar la agenda ambiental Europea, visibilizar las problemáticas ambientales y de salud que más preocupan a la sociedad y proporcionar soluciones. Además, actúa como un portal de referencia de información sobre estos temas. “Estamos al lado de grandes iniciativas, como el proyecto Noah sobre biodiversidad. Formar parte de este portal nos ofrecerá nuevas oportunidades y posicionará el proyecto, tanto a nivel europeo como internacional”, concluye Bartumeus.

Acercamos aún más la ciudadanía a la ciencia y la gestión

A pesar del frío invernal que estamos sufriendo estos días, Mosquito Alert ya se prepara para la llegada de los mosquitos. El proyecto, coordinado por el CREAF, con el apoyo de la Obra Social “la Caixa”, tiene las herramientas necesarias y muchas novedades para afrontar una vez más la plaga de mosquito tigre, que desde hace más de diez años afecta la costa del Mediterráneo.

Este 2017 llega con un nuevo mapa de observaciones ciudadanas más rico en información y accesible para todos. Estas mejoras han sido posibles gracias al trabajo de SIGTE, el Servicio de Sistemas de Información Geográfica y Teledetección (SIGTE) de la Universidad de Girona, dentro del convenio de colaboración con Dipsalut – Organisme de Salut Pública de la Diputació de Girona.

Con las nuevas funcionalidades, los avisos de mosquito tigre y mosquito de la fiebre amarilla se pueden visualizar de forma separada para cada mes del año o agruparlos por meses. También se pueden combinar varias capas de información y consultar, por ejemplo, la distribución del mosquito tigre que coincide con los avisos de lugares de cría, como sumideros con agua. Asimismo, se pueden ver los avisos que coinciden con zonas donde ha habido más participación en el envío de datos con la aplicación.

El nuevo mapa de observaciones ciudadanas tiene más funcionalidades.

El nuevo mapa de observaciones ciudadanas tiene más funcionalidades.

Esta información puede ser especialmente útil para los profesionales del seguimiento y control de estos mosquitos o para centros educativos, ya que el mapa también ofrece la oportunidad de exportar datos de zonas concretas. Además, las observaciones o vistas determinadas del mapa se pueden compartir a través de las redes sociales o webs para informar al público general, amigos, familiares o vecinos.

Una apuesta por el contacto directo con la ciudadanía

Uno de los objetivos del proyecto Mosquito Alert —y de la ciencia ciudadana en general— es el fomento del contacto directo entre los científicos y la sociedad con el fin de implicar a la ciudadanía en el proceso de investigación. Por ello, hemos desarrollado un sistema de notificaciones que permite enviar información relevante a los participantes a través de la app Mosquito Alert. Hasta ahora, cuando una persona enviaba una observación de mosquito o de un lugar de cría con fotografía, la tenía que buscar en el mapa de la página web de Mosquito Alert para ver el resultado de la validación por parte de los expertos. A partir de ahora, los participantes recibirán la respuesta directamente en el móvil a través de una notificación una vez la fotografía haya sido validada.

Además, los expertos podrán añadir algún comentario personal que complemente la información. Estas notas personales pueden ayudar a orientar el tipo de acciones necesarias en algunas zonas para controlar el mosquito tigre. Por ejemplo, si un ciudadano envía una observación desde una zona donde todavía no hay mosquito tigre, o bien si la imagen enviada puede ser especialmente interesante desde el punto de vista científico. De este modo, los expertos pueden pedir más fotografías o detalles del hallazgo, siempre respetando la protección de la privacidad del participante.

Expertos en mosquitos a pie de calle

La ciudadanía también puede validar fotos desde la app.

La ciudadanía también puede validar fotos desde la app.

Otro de los retos del proyecto es que la ciudadanía se convierta en experta en identificar el mosquito tigre y el de la fiebre amarilla y ayude a los entomólogos a clasificar las observaciones recibidas. Por ello, la nueva versión de la app incluye un botón en la pantalla principal que permite validar imágenes que han enviado otros participantes. Previamente, el sistema te entrena de manera fácil para tener la información necesaria para hacer la validación correctamente. Además, el sistema ayuda a seleccionar la mejor respuesta. En caso de error, no pasaría nada, ya que cada fotografía es analizada por varias personas y, por lo tanto, lo que importará finalmente es la opinión de la mayoría.

Gracias a estas mejoras y a la contribución desinteresada de los ciudadanos, este proyecto de ciencia ciudadana permitirá la investigación, el seguimiento y el control de manera más óptima en España de dos especies de mosquitos vectores de enfermedades globales como el dengue, el chikunguña y el Zika.

La Comunidad de Madrid continúa ‘libre’ del mosquito tigre

El programa de vigilancia, impulsado por la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid en verano, con 38 puntos de muestreo, ha concluido que el mosquito tigre no está presente en la región.

Algunas de las vías de entrada del mosquito tigre al interior podrían ser a través de vehículos. Foto: Mosquito Alert (CC)

Algunas de las vías de entrada del mosquito tigre al interior podrían ser a través de vehículos. Foto: Mosquito Alert (CC)

Desde el mes de junio hasta el 17 de octubre de 2016, la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid puso en marcha el Programa de Vigilancia Entomológica y Control Sanitario-Ambiental de Vectores Transmisores de Arbovirus (Dengue, Chikungunya y Zika). El objetivo era controlar la entrada del mosquito tigre en la región, además de actuar rápidamente para evitar posibles riesgos para la salud humana. Durante el muestreo se han recogido y analizado 301 muestras, siendo todas ellas negativas para el mosquito tigre.

Programa pionero

La Comunidad de Madrid es “pionera” al haber establecido el Programa de Vigilancia Entomológica y Control Sanitario-Ambiental de Vectores Transmisores de Arbovirus (Zika), como medida preventiva de cara a una posible llegada del mosquito tigre, algo que no se ha producido. Su objetivo es vigilar y adoptar medidas preventivas para evitar que este mosquito, si llegara, se estableciera en esta región, contando para ello con un protocolo de respuesta rápida ante su aparición.

Sin embargo, el principal interés sanitario de este mosquito radica en su capacidad para transmitir agentes patógenos responsables de algunas enfermedades propias de otras latitudes como el Zika. En el caso de Madrid, los 70 casos de que ha habido de Zika eran importados, según informa la Dirección General de Salud Pública.

En el marco del sistema de vigilancia de este Programa se han establecido 38 puntos de muestreo. Las trampas se han situado en los puntos neurálgicos de las comunicaciones de la Comunidad de Madrid, con especial vigilancia en las carreteras y estaciones de autobuses y trenes, que enlazan con regiones donde ya está presente el mosquito tigre (principalmente en la zona de Levante) y puntos clave en el transporte de mercancías (Mercamadrid y otras plataformas logísticas). Para el análisis de estas muestras contamos con el apoyo de la Facultad de Biología de la Universidad Complutense de Madrid y expertos entomólogos.

Esta actuación de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid completa el plan del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, mediante el cual se muestrean, del mismo modo, los aeropuertos de Torrejón y Barajas-Adolfo Suárez.

La ciencia ciudadana, una herramienta más del Sistema de Vigilancia Entomológica

Como complemento a la vigilancia entomológica, el programa incluye el sistema de alerta ciudadana por el que se puede avisar a las autoridades ante la sospecha de la presencia de mosquitos tigre. Mediante la aplicación Mosquito Alert los usuarios han enviado fotografías del insecto, que se han analizado por expertos entomólogos. Hasta la fecha ninguna de las fotografías ha sido confirmadas como mosquito tigre aunque algunas fueron etiquetadas como “probables”.

La participación ciudadana a través del  Mosquito Alert, coordinado por varios centros de investigación y financiado por la Obra Social “la Caixa”, ya ha ayudado a detectar de forma temprana esta especie en otras comunidades autónomas, como Andalucía o Aragón. Además, desde 2015 Barcelona, la Comunidad Valenciana, Girona y la Isla de Ibiza ya han adoptado este observatorio ciudadano para completar sus planes de actuación para controlar y frenar la plaga del mosquito tigre.

El mosquito tigre ya conoce todas las provincias de la costa mediterránea española

Investigadores de distintas instituciones españolas liderados por la Universidad de Murcia, en colaboración con la plataforma de ciencia ciudadana Mosquito Alert del CREAF y el CEAB-CSIC,  impulsada por la Obra Social “la Caixa”, han publicado el mapa que dibuja la distribución conocida del mosquito tigre hasta 2015. Después de inspeccionar más de 200 localidades y confirmar la presencia de mosquito tigre en Cádiz, Lleida y Huesca, el estudio pone de manifiesto que el insecto invasor ya completa todo el arco mediterráneo español y además avanza hacia el interior.

Distribución del mosquito tigre en España que muestra las nuevas provincias con el insecto.

mapa_mosquitotigre_provincias2015_espEn sólo un año, el 2015, el mosquito tigre llegó a 70 nuevos municipios, 3 provincias (Huesca, Lleida y Cádiz) y a las islas de Menorca y Formentera. Así lo confirma un estudio reciente publicado en la revista Acta Tropica, que presenta el mapa de la distribución del mosquito tigre en España más actual hasta el momento con datos desde 2004 hasta el 2015. Desde los primeros casos detectados en 2004 hasta 2015, la presencia del mosquito tigre ha sido confirmada en un total de 540 municipios de España.

El estudio ha sido llevado a cabo por un equipo de científicos de instituciones y centros españoles liderados por Francisco Collantes, del Departamento de Zoología y Antropología Física de la Universidad de Murcia. “Hemos comprobado que el mosquito tigre sigue establecido en los lugares donde ya estaba en años anteriores, sobre todo la zona costera. Además, ha colonizando territorios nuevos”, afirma el Dr. Collantes, aunque reconoce que el resultado era bastante previsible, ya que “las zonas que hemos encontrado con mosquito tigre son extensiones de los bordes y relleno de los huecos”. Parte de las inspecciones se han basado en los avisos hechos por la ciudadanía con la app Mosquito Alert. “En este estudio se reconoce la contribución a la ciencia por parte de los miles de participantes de esta plataforma, además de otras personas e instituciones colaboradoras”, remarca Aitana Oltra, coordinadora de Mosquito Alert. De hecho, en 2015 la plataforma Mosquito Alert que coordinan el CREAF y el CEAB-CSIC con el impulso de la Obra Social “la Caixa”, publicó en su mapa más de 1.700 observaciones confirmadas de mosquito tigre realizadas por ciudadanos.

Durante el 2015, gracias al Plan Estatal de investigación promovido por el Ministerio de Economía y Competitividad, el equipo de científicos inspeccionó 237 municipios y detectó la presencia de mosquito tigre en 112 de ellos. Algunos de estos hallazgos han servido para comprobar que el mosquito se está expandiendo en los lugares que ya estaba el año anterior, como el caso de Murcia y la provincia de Valencia. En otros casos, como en el País Vasco, el estudio ha confirmado el asentamiento del mosquito tigre en esta zona.

Según F. Collantes, el mosquito tigre avanza tan rápido debido a la actividad humana y los medios de transporte, aunque también lo atribuye a un efecto ‘bola de nieve’. “Al haber cada vez más área ocupada es más posible que haya más desplazamientos artificiales y que se acelere el proceso de colonización”.

 

Una red de detectives voluntarios ayudan a los científicos a atrapar el mosquito invasor

Distribución del mosquito tigre en España con los nuevos municipios con el insecto invasor.Según los investigadores, uno de los hallazgos más inesperados del 2015  fue el de la ciudad de Huesca, donde los inviernos son muy fríos. Tras recibir un aviso de un ciudadano mediante la app Mosquito Alert, los científicos se desplazaron a la zona y lo comprobaron mediante trampas. No obstante, “habrá que esperar a las inspecciones del año siguiente para confirmar si el mosquito tigre se ha establecido o si sólo fue un caso eventual”, explica con prudencia la investigadora Sarah Delacour de la Universidad de Zaragoza. Como resultado de este hallazgo, el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha durante la campaña de mosquito tigre de 2016 una red de vigilancia en sus tres provincias para evaluar la situación en la Comunidad Autónoma.

Algo parecido sucedió en la provincia de Lleida, cuando en 2008 se detectó el insecto invasor en un almacén de neumáticos del municipio de Maials. “La rápida actuación no dejó rastro del mosquito durante años, hasta que en 2015 los ciudadanos lo detectaron en Tárrega y avisaron de ello con la app Mosquito Alert”, explica el Dr. Frederic Bartumeus, investigador ICREA del CEAB-CSIC y el CREAF y director de Mosquito Alert. Tras realizar un muestreo de urgencia, los científicos comprobaron que “el mosquito tigre había vuelto a las tierras leridanas y se había establecido definitivamente, esta vez en áreas urbanas”, explica el Dr. Roger Eritja, entomólogo de Mosquito Alert y del Servei de Control de Mosquits del Baix Llobregat.

En 2014 la ciudadanía ya detectó el primer mosquito tigre en Andalucía, concretamente en Málaga. Desde entonces ha habido numerosos avisos desde el sur de España, por eso el estudio se ha centrado en inspeccionar más áreas en el territorio andaluz que en otras regiones. Con ello, se ha comprobado que el insecto ya está establecido en esta región de la Península y, además, Cádiz se suma como una provincia afectada más.

Municipios con mosquito tigre desde 2004 hasta 2015). Collantes et al. (2016)

Desde 2004 hasta 2015, ya son 540 municipios confirmados con la presencia de mosquito tigre./Collantes et al. (2016)

Extendido por todo Cataluña y Baleares

Con la confirmación de que el mosquito tigre ya está establecido en la provincia de Lleida, Cataluña ya cuenta con todas sus cuatro provincias afectadas por el insecto invasor. Por otro lado, y un poco menos esperable por las condiciones climáticas según los investigadores, también se ha confirmado la presencia de mosquito tigre en las estribaciones del Pirineo de las provincias de Barcelona y Girona.

El mapa de 2015 continúa  pintando de rojo las Islas Baleares. Tal como sucedió el año anterior en las islas de Mallorca e Ibiza, Menorca ya está colonizada por el mosquito tigre. Además, en 2015 se vió por primera vez en la Isla de Formentera. Parte de estas inspecciones se han llevado a cabo en colaboración con el programa MHSSE, los planes locales de Mallorca y Menorca, y el control realizado por los Consells Insulares d’Eivissa y Formentera junto con la empresa TRAGSA en el caso de Ibiza y Formentera.

Cambio climático, globalización y mosquito tigre en el nuevo programa “DEUWATTS” de Barcelona Televisió

El cambio climático y la globalización han afectado nuestra calidad de vida. Como sociedad tenemos que ir adaptándonos a la subida de temperaturas, los cambios en el paisaje y la llegada de nuevas especies procedentes de otros continentes. Todo esto y mucho más, lo podéis ver en el primer capítulo del programa “DEUWATTS”, producido por Goroka y emitido por Barcelona Televisió, dedicado al cambio climático.

 

Frederic Bartumeus, director de Mosquito Alert.

Frederic Bartumeus, director de Mosquito Alert, en el programa DEUWATTS de Btv.

 

Con la globalización, el mosquito tigre ha viajado desde las selvas tropicales hasta las selvas urbanas. Se ha adaptado a vivir en el Mediterráneo sin problemas. Ahora, con las nuevas tecnologías, la ciudadanía puede ayudar a los científicos a controlar esta especie invasora que nos pica y convive con nosotros desde hace más de diez años.

Frederic Bartumeus, director de la plataforma Mosquito Alert, explica los aspectos más asombrosos de este mosquito, los riesgos que puede comportar para nuestra salud y cómo podemos evitar que proliferen por nuestro territorio.

Podeís ver el programa entero a continuación:

 

 

 

Ibiza incluye el uso de la app Mosquito Alert en su campaña contra el mosquito tigre

Los cinco ayuntamientos de la isla de Ibiza y el Consell Insular de Ibiza han impulsado una plan de actuaciones para combatir la proliferación del mosquito tigre. El proyecto está financiado por los ajuntaments de los cinco municipios de la isla, coordinado por el Consell Insular y ejecutado por la empresa pública TRAGSA, y se ejecutará entre agosto y noviembre de 2016.

Eivissa

El mosquito tigre llegó a la isla de Eivissa en 2014.

Este plan de actuación contra el moquito tigre incluye la instalación de una red de 100-150 trampas para capturar tanto puestas de huevos como mosquitos adultos. En función de los avisos recibidos y el seguimiento efectuado, el número de trampas podría ampliarse hasta 200.

En espacios públicos donde se detecten lugares de cría se realizarán tratamientos larvicidas. En casos puntuales en que se haya detectado una incidencia muy alta de mosquito tigre en zonas habitadas o especialmente sensibles -guarderías, centros educativos, residencias, hospitales- se contemplará la posibilidad de realizar tratamientos contra el insecto.

“El objetivo es reducir significativamente su presencia para evitar la molestia que está causando entre la ciudadanía”, explicó el biólogo del Consell d’Eivissa, Jaume Estarellas, quien ha anunciado que, por el momento, ya se han instalado 80 trampas sobre el terreno.

 

El uso de la app facilitará la campaña

En el caso de los espacios privados, se asesorará a los vecinos para tomas las medidas necesarias. Se realizará una campaña divulgativa y de sensibilización a través de las redes sociales, los medios de comunicación locales y autonómicos, así como reuniones técnicas formativas a través de las asociaciones de vecinos. “La colaboración ciudadana es imprescindible”, ha señalado el conseller de Medi Ambient del Consell d’Eivissa, Miquel Vericad, “las instituciones podemos actuar en espacios públicos, pero lo importante es que cada ciudadano, dentro del ámbito privado, haga todo lo posible para evitar la generación de sitios de cría del mosquito tigre”.

Para facilitar la campaña, se recomienda el uso de la app Mosquito Alert entre los vecinos para que ayuden a detectar focos de cría i ejemplares de mosquitos adultos. Además, se han habilitado dos teléfonos de contacto para solicitar asistencia técnica: Tragsa (629319361 y 618.650.436) y el Departament de Medi Ambient del Consell d’Eivissa (971.195.500).

 

IB3 Ràdio Televisió Illes Balears (min 16:12-20:25)

 

¡Ayúdanos a atrapar mosquitos polizones!

Read it in English / Llegeix-ho en català 

¿Has visto un mosquito tigre dentro de tu coche u otro vehículo? Si es así, hazle una foto, envíala con la app Mosquito Alert y añade el hashtag #coche. También puedes decirnos qué distancia has recorrido cuando has visto el mosquito. ¡Te explicamos cómo hacerlo a continuación! 

Mosquitos tigre dentro de los coches. Foto: participantes de Mosquito Alert

Mosquitos tigre dentro de los coches. Foto: participantes de Mosquito Alert

 

Cada vez estamos recibiendo más fotos de mosquitos tigre tomadas en el interior de vehículos. Y es que podrían estar recorriendo centenares o miles de kilómetros utilizando nuestros medios de transporte. Parecer ser que estos insectos se sienten atraídos por el dióxido de carbono (CO2) que espiramos y acumulamos en el interior de los coches. Además, les gusta el ambiente cálido que hay dentro y las tapicerías oscuras.

Hay que tener en cuenta que es un mosquito que puede transmitir enfermedades y cuanto más se dispersa el riesgo para la salud pública es mayor. Por ello, necesitamos vuestra colaboración para saber más sobre el proceso de invasión del mosquito tigre en la Península. Si encuentras un mosquito tigre dentro de un vehículo, hazle una foto y envíala con la app Mosquito Alert.

 

MUY IMPORTANTE: no cojas el móvil si estás conduciendo. Pide que lo haga el copiloto o hazlo cuando el vehículo esté parado.

 

Sigue estos pasos:

 

Instrucciones coche

Se confirma la llegada del mosquito tigre en Aragón gracias a la participación de la ciudadanía

  • Un equipo de científicos lo ha comprobado tras recibir un aviso de un ciudadano en agosto de 2015 a través de la app Mosquito Alert.
  • Con este hallazgo, Huesca se suma a la lista de provincias afectadas por el mosquito tigre y Aragón como la última comunidad autónoma con esta especie invasora.
Mapa de la zona donde se envió el aviso de mosquito tigre en 2015.

Mapa de la zona de la ciudad de Huesca donde se encontró el ejemplar de mosquito tigre en 2015.

 

El mosquito tigre ya se encuentra en el interior del territorio español. Así lo confirma el Boletín de la Sociedad Entomológica Aragonesa (S.E.A.) vol. 58, publicado en junio de 2016, después de que un equipo de control y seguimiento de esta especie invasora, creado por el Ministerio de Sanidad y con base en la Universidad de Zaragoza, confirmara el hallazgo en la ciudad de Huesca.

En agosto de 2015 la plataforma Mosquito Alert, antes llamada Atrapa el Tigre, recibió una foto de un mosquito enviada desde la ciudad de Huesca, concretamente cerca del Parque Miguel Servet. Después de que los validadores de la plataforma comprobaran que el mosquito de la foto cumplía con las características típicas de un mosquito tigre, un equipo de entomólogos se desplazó a la zona para inspeccionar el territorio. “Había muchos lugares que podían ser perfectamente focos de cría de mosquitos y en algunos que tenían agua pudimos identificar larvas de mosquito tigre”, explica Sarah Delacour, investigadora de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. Los entomólogos también colocaron trampas específicas para recolectar huevos y llevarlos al laboratorio, y efectivamente “parte de las larvas que nacieron eran de mosquito tigre”, afirma Sarah Delacour. También capturaron dos hembras de mosquito tigre en los alrededores de la zona inspeccionada.

 

Podrían haber sido introducidos desde otros países

Según los análisis genéticos, el ADN de los mosquitos tigre encontrados en la ciudad de Huesca es un poco diferente de los que hay en el resto la Península Ibérica. “Teniendo en cuenta que este mosquito se desplaza por el territorio utilizando medios de transporte humanos, podríamos pensar que proceden de otros países”, apunta Frederic Bartumeus, director de Mosquito Alert, aunque remarca la necesidad de realizar más análisis para confirmarlo.

El primer mosquito tigre encontrado en Aragon. Foto: participante de Mosquito Alert

El primer mosquito tigre encontrado en Aragon. Foto: participante de Mosquito Alert

 

El hecho de haberlo encontrado en una provincia de interior y de Prepirineo podría estar indicando que esta especie tolera cada vez más el clima mediterráneo continental, con inviernos más fríos y veranos muy secos y templados. “En los últimos años no sólo se está dispersando siguiendo la costa litoral, sino que también aparece por diferentes puntos del territorio del interior”, explica Frederic Bartumeus, y añade que “en un futuro cercano sabremos si es capaz de adaptarse con rapidez al clima continental o bien estos procesos de colonización hacia el interior de la Península acaban sin éxito”.

Las autoridades sanitarias se ponen en marcha

La detección del mosquito tigre en Aragón ha obligado a desplegar inspecciones a nivel municipal para seguir con el control y seguimiento de esta especie. Además, a nivel de los protocolos de salud, la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales  e Igualdad, está adaptando el protocolo que ha sido aprobado a nivel nacional para la provincia de Aragón.

 

¿Por qué las picaduras de mosquito pican?

Cada verano se repite la misma historia. Da igual si estás sentado en una terraza, si estás jugando a voleibol, estás paseando o te vas a dormir. Sin notar ni un mínimo roce en los brazos o las piernas aparecen las famosas ronchas rojas. Entonces llega el momento interminable: empiezas a rascarte como un loco y no puedes dejar de hacerlo porque si lo haces, el picor aumenta.

Picadura de mosquito. Foto: Saskia Heijltjes (CC BY-SA 2.0)

Picadura de mosquito. Foto: Saskia Heijltjes (CC BY-SA 2.0)

 

La sangre humana, su favorita

En todas las especies de mosquito, las hembras son las únicas que nos pican. No lo hacen como una actitud de defensa, como las abejas. Tampoco es su alimento principal, ya que tanto los machos como las hembras toman néctar de las flores. Lo que realmente necesitan las hembras son las proteínas que se encuentran en la sangre de animales para desarrollar los huevos, y los humanos somos un animal más.

Cuando una hembra se posa encima de nuestra piel, localiza un capilar bajo la piel utilizando sus palpos, que son unos apéndices sensoriales situados en la parte delantera de la cabeza. Una vez encima del capilar, utiliza un órgano que tiene forma de trompa, la probóscide, que vendría a ser su boca. La probóscide está compuesta de varios órganos y en su interior están los estiletes. Con estos, perfora la piel hasta que encuentra el  vaso sanguíneo. Cuando lo encuentra, empieza a tomar sangre a través de otra parte de la probóscide que sólo utilizan para succionar la sangre, el labro.

Al mismo tiempo que el mosquito va succionando nuestra sangre, también nos está inyectando su saliva a través de otro tubo, la hipofaringe. Esta saliva contiene proteínas con acción anticoagulante, de modo que mantienen el flujo continuo de la sangre e impiden que se cierre la zona perforada. De esta forma, pueden chupar la sangre más rápidamente sin que lo notemos.

 

Vídeo explicativo de la trompa de los mosquitos y cómo hacen las picaduras. Deep Look

 

Una reacción alérgica

Nuestro sistema inmunitario detecta las proteínas de la saliva del mosquito como antígenos, sustancias extrañas, y lo interpreta como un ataque. Como respuesta, algunas de las células de  la sangre producen anticuerpos en el área de la picadura. Estos anticuerpos estimulan los mastocitos, otro tipo de célula del sistema inmunitario. Los mastocitos cuando se activan producen histaminas. Estas sustancias activan la respuesta inflamatoria para proteger al individuo.

Cuando las histaminas se dirigen a la zona afectada ensanchan los vasos sanguíneos para poder viajar mejor. En consecuencia, la piel se inflama y se crea una roncha o hinchazón alrededor de la picadura.  Esta irritación nos produce la sensación de picor al afectar nuestra terminaciones nerviosas sensitivas.

Rascarse es peor

Entonces pasamos a la acción y nos rascamos sin parar. Pero lo que no sabemos es que rascarse empeora la situación, ya que estamos estimulando los mastocitos. Esto hace que liberen aún más histamina y, por lo tanto, el escozor aumentará, en un círculo vicioso si no somos capaces de aguantarnos. Podemos llegar a erosionar la piel muy fácilmente, lo que conllevará a menudo una pequeña infección dérmica ya que debajo de las uñas llevamos una  carga importante de bacterias.

Si aguantamos el tiempo suficiente la inflamación disminuirá gracias a la respuesta natural de nuestro cuerpo. Sin embargo, en casos más graves, se puede llegar a una reacción alérgica mayor que requiera la aplicación de medicamentos antihistamínicos o cortisona para frenarla. El mejor aliado para calmar el picor es el hielo, ya que el frío anestesia las terminaciones nerviosas y hace que no notemos tanto el picor. Podemos utilizar cubitos de la nevera envueltos en un trapo, o también conservar en el congelador alguna crema hidratante o calmante, que proporcionará el doble beneficio del frío más sus efectos naturales.

 

Barcelona despliega una nueva campaña de control del mosquito tigre pidiendo la complicidad de la ciudadanía

Se pide que los ciudadanos hagan fotos de los mosquitos tigre que encuentren y envíen la observación con la app de la plataforma Mosquito Alert, que impulsa la Obra Social “La Caixa”. Mosquito Alert es una plataforma de ciencia ciudadana coordinada por el CREAF que gestiona datos de miles de observaciones y puntos de cría de mosquito tigre.

Tècnics de l'ASPB. Foto: ASPB

Técnicos de la ASPB. Foto: ASPB

La Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) inicia este mes de mayo el periodo de vigilancia y control intensivo del mosquito tigre (Aedes albopictus) en la ciudad, que se prolongará hasta finales de noviembre. De nuevo, la plataforma Mosquito Alert que impulsa la Obra Social “La Caixa” será uno de los ejes que despliega esta estrategia preventiva en la ciudad. Gracias a la aplicación móvil de esta plataforma, los vecinos y vecinas pueden enviar fotos de mosquitos tigre o de posibles lugares de cría que detecten en la ciudad, sobre todo sumideros que acumulan agua o fuentes ornamentales, etc. De esta manera colaboran con científicos y gestores en la lucha contra este vector de enfermedades como el Dengue o la Chikungunya.

Como novedad, este 2016 los ciudadanos también podrán contribuir a detectar precozmente si el mosquito que está causando la expansión del virus Zika en Sudamérica, el Aedes aegypti, llegará a Barcelona. Para ello la aplicación muestra a los ciudadanos cómo diferenciar el mosquito tigre de este otro mosquito en tres sencillos pasos. Todos los datos recibidos mediante la aplicación, que incluyen fotografías geolocalizadas, están a disposición libre en los mapas interactivos, consultables en todo momento.

El responsable del Programa de Control del Mosquito Tigre de la ASPB, Tomás Montalvo, explica que esta herramienta es enormemente útil, especialmente en la detección de los puntos de cría ubicados en la vía pública, sobre todo los sumideros, y recuerda que la contribución de todos es clave en el control de este insecto. Por ello, dice que “los ciudadanos deben velar por no dejar pequeños recipientes con agua en sus propiedades, ya que es el espacio donde aprovecha el mosquito para criar”.

Els embornals de la via pública solen ser llocs de cria de Mosquit tigre. Foto: J.Piera

Los imbornales de la vía pública suelen ser lugares de cría de mosquito tigre. Foto: J.Piera

Mosquito Alert empezó a caminar como Atrapaeltigre, y es un proyecto de ciencia ciudadana coordinado por el ICREA Movement Ecology Lab, asociado al Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) y el CREAF. Actualmente, el proyecto cuenta con el impulso de la Obra Social “la Caixa” y está cofinanciado por el Organismo Autónomo de Salud Pública de la Diputación de Girona (Dipsalut), el Ministerio de Economía y Competitividad, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y la empresa Lokímica.

Una colaboración que da resultados

La Agencia de Salud Pública de Barcelona despliega su programa de vigilancia y control del mosquito tigre en espacios públicos desde 2005, con el objetivo de mantener bajo control la especie. La ASPB utiliza la información de Mosquito Alert desde hace un par de años para priorizar y organizar las diferentes actuaciones de control que se llevan a cabo en la ciudad junto con otras fuentes de información. Durante 2015 por ejemplo se recibieron más de 300 informes en la ciudad condal. El 20% de estos informes fueron incluidos en el programa de vigilancia y control, colaborando así en reducir la presencia de mosquito tigre, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos y minimizando el riesgo de transmisión de enfermedades.

Gracias a este programa, se da atención a las incidencias que comunican los ciudadanos en la vía pública, se efectúa una vigilancia continua de diferentes zonas de riesgo (68 zonas fijadas en el 2015), y se lleva a cabo una vigilancia y control de los casos de arbovirosi que se producen en la ciudad para evitar una posible transmisión de enfermedades mediante picaduras de los insectos. Cada año la ASPB gestiona alrededor de 250 incidencias referidas a mosquito tigre, efectuando cerca de 900 intervenciones de control en la ciudad.

L'aplicació Mosquito Alert.

La aplicación Mosquito Alert.

Preparados para casos de Zika, Chikungunya y otros

Los expertos recuerdan que las enfermedades transmitidas por vectores representan el 30% de las enfermedades emergentes. Además, la presencia del mosquito tigre en toda la zona mediterránea hace imprescindible mantener la vigilancia activa y la coordinación entre todos los sectores implicados. Hasta el 15 de junio de 2016 se han detectado casos de Zika, Chikungunya y de dengue en Cataluña. Hasta un 30% de estos corresponden a casos de Barcelona, ​​por ello, la ejecución del Protocolo para la vigilancia y control de mosquitos transmisores de arbovirosi es básico para reducir el riesgo de transmisión en nuestro territorio.

De hecho, tal y como comenta Frederic Bartumeus, director Mosquito Alert “se está trabajando combinando los datos ciudadanos y los datos de la propia ASPB para elaborar modelos que predigan cómo se distribuye el mosquito y que estimen si hay riesgo epidemiológico de que expanda alguno de los virus que pueden transportar”.