Así lo comunica la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias a través de este comunicado oficial emitido el pasado martes 12 de diciembre, después de encontrar algunos ejemplares de esta especie de mosquito en la isla de Fuerteventura. Se trata de hallazgos puntuales y de momento no se tiene constancia de que la especie se haya establecido según comunica Sanidad.

 

Mosquito de la fiebre amarilla. Roger Eritja Copyright

Mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti). Roger Eritja Copyright

 

El mosquito de la fiebre amarilla es muy parecido al mosquito tigre y es capaz de transmitir enfermedades como el Zika, Dengue y Chikungunya. El Gobierno canario ya ha puesto en marcha las medidas necesarias para colocar más trampas y detectar lugares de cría de este mosquito para erradicarlo lo antes posible y evitar su proliferación. Al tratarse de pocos ejemplares detectados la situación podría encontrarse en una fase inicial que todavía se podría revertir, aunque habrá que esperar más resultados. El archipiélago Canario se encuentra en la zona subtropical y durante todo el año se pueden encontrar los mismos mosquitos a diferencia de la Península Ibérica.

Debido al riesgo de introducción del mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti) en España y coincidiendo con la preocupación del Gobierno de Canarias que lleva años desarrollando una campaña local de detección de esta especie, el proyecto de ciencia ciudadana Mosquito Alert coordinado por el CREAF, el CEAB-CSIC e ICREA e impulsado por la Obra Social la Caixa, incorporó en enero de 2016 el mosquito de la fiebre amarilla en su plataforma como un mosquito más a vigilar junto con el mosquito tigre.

Comparación del mosquito tigre y el mosquito de la fiebre amarilla. Dibujos: J.Luis Ordóñez (CC BY NC)

 

Este estado de alerta obligó a los científicos a mantener la ciudadanía concienciada e informada sobre la posible llegada del mosquito de la fiebre amarilla, además de seguir persiguiendo el mosquito tigre. La participación ciudadana mediante la app Mosquito Alert y la plataforma de gestión que ofrece este proyecto ya ha resultado ser un sistema exitoso en la detección y control del mosquito tigre, gracias a la validación experta y las herramientas tecnológicas. Mosquito Alert es un proyecto abierto dirigido a toda la ciudadanía, por ello de forma indirecta ya está colaborando en esta situación de emergencia a través de sus usuarios en Canarias. Esta colaboración podría ser mayor si se consiguen más voluntarios que envíen fotografías a través de la app.

Un poco de historia del mosquito de la fiebre amarilla

El entomólogo Roger Eritja del Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat explica quela aparición del Aedes aegypti es en realidad una vuelta”. Estos mosquitos ya estaban presentes en el Mediterráneo entre 1700 y 1950, cuando causaron decenas de miles de muertos, epidemias de fiebre amarilla y Dengue iniciadas en los puertos. En aquella época los puertos eran encuentros de barcos provenientes de América cargados de riquezas que, a menudo, tenían acumulaciones de agua con huevos de mosquitos. También venía gente enferma y mosquitos infectados con los virus. Entonces la epidemia era tan evidente que en ciertos momentos se prohibía la llegada de más barcos si venían con gente enferma. Incluso los hundían a base de ataques con cañones.

Después de la primera mitad del siglo XX el mosquito de la fiebre amarilla desapareció de Europa, no se sabe muy bien por qué. “Quizá era porque no era capaz de hibernar”, dice Eritja. Y destaca un dato muy importante, la última cita del mosquito de la fiebre amarilla en España fue en 1939 hecha por el ecólogo Ramon Margalef. Pero si la enfermedad llegaba a Europa desde América, ¿quería decir que allí era una enfermedad endémica? La respuesta es que en tierras americanas la fiebre amarilla no existía en el momento en que los “descubridores” llegaron a él en el siglo XV, ya que no la describieron según los documentos históricos. La primera epidemia de fiebre amarilla no se describió hasta mediados del siglo XVII en Yucatán.

Johann Moritz Rugendas [Public domain, Public domain or CC BY-SA 4.0

Johann Moritz Rugendas [Public domain, Public domain or CC BY-SA 4.0

Se cree que tanto el mosquito de la fiebre amarilla como el virus de esta fiebre son africanos y fueron llevados al Nuevo Continente por la globalización, en este caso la globalización de la infamia. El tráfico de esclavos de África occidental emergió con el fin de suministrar mano de obra para las plantaciones centroamericanas y llevaba personas enfermedades, mosquitos y virus desde África hacia América. Sabiendo que el comercio humano ha tenido un papel primordial en la dispersión de estos dos mosquitos, el mosquito tigre y el mosquito de la fiebre amarilla, es horrible pensar en un papel reservado al comercio de humanos.

Este post ha sido redactado con la colaboración de Roger Eritja.