Entradas

Mosquito Alert, reconocido por las Naciones Unidas

El proyecto se ha incorporado en el portal del Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP) por ser un ejemplo de proyecto de ciencia ciudadana que lucha por la salud humana a nivel global.

Los datos de Mosquito Alert se pueden consultar en el apartado de Salud Global del portal UNEP.

El mapa de Mosquito Alert se puede consultar en el apartado de Salud Global del portal UNEP.

Desde noviembre de 2016, los datos y el mapa de observaciones ciudadanas de Mosquito Alert ya son accesibles en el portal internacional del Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP). La UNEP reúne los principales proyectos relacionados con el medio ambiente y la salud, y ha considerado Mosquito Alert, coordinado por el CREAF con el soporte de la Obra Social “la Caixa”, como un proyecto de referencia. “Se reconoce la filosofía de nuestro proyecto que consiste en involucrar la ciudadanía en temas de salud pública a nivel global mediante la ciencia ciudadana”, explica Frederic Bartumeus, director de Mosquito Alert e investigador ICREA en el CREAF y el CEAB-CSIC.

El proyecto ya destacó entre los Eurodiputados de Parlamento Europeo, cuando John Palmer, investigador de la Univeridad Pompeu Fabra (UPF) y miembro de Mosquito Alert, lo presentó en Bruselas en septiembre de 2016. “Fue entonces cuando la Directora de investigación de la UNEP Jacqueline McGlade se interesó en visibilizar Mosquito Alert en este portal internacional”, comenta John Palmer.

Más visibilidad a escala europea

La UNEP tiene el objetivo de marcar la agenda ambiental Europea, visibilizar las problemáticas ambientales y de salud que más preocupan a la sociedad y proporcionar soluciones. Además, actúa como un portal de referencia de información sobre estos temas. “Estamos al lado de grandes iniciativas, como el proyecto Noah sobre biodiversidad. Formar parte de este portal nos ofrecerá nuevas oportunidades y posicionará el proyecto, tanto a nivel europeo como internacional”, concluye Bartumeus.

Acercamos aún más la ciudadanía a la ciencia y la gestión

A pesar del frío invernal que estamos sufriendo estos días, Mosquito Alert ya se prepara para la llegada de los mosquitos. El proyecto, coordinado por el CREAF, con el apoyo de la Obra Social “la Caixa”, tiene las herramientas necesarias y muchas novedades para afrontar una vez más la plaga de mosquito tigre, que desde hace más de diez años afecta la costa del Mediterráneo.

Este 2017 llega con un nuevo mapa de observaciones ciudadanas más rico en información y accesible para todos. Estas mejoras han sido posibles gracias al trabajo de SIGTE, el Servicio de Sistemas de Información Geográfica y Teledetección (SIGTE) de la Universidad de Girona, dentro del convenio de colaboración con Dipsalut – Organisme de Salut Pública de la Diputació de Girona.

Con las nuevas funcionalidades, los avisos de mosquito tigre y mosquito de la fiebre amarilla se pueden visualizar de forma separada para cada mes del año o agruparlos por meses. También se pueden combinar varias capas de información y consultar, por ejemplo, la distribución del mosquito tigre que coincide con los avisos de lugares de cría, como sumideros con agua. Asimismo, se pueden ver los avisos que coinciden con zonas donde ha habido más participación en el envío de datos con la aplicación.

El nuevo mapa de observaciones ciudadanas tiene más funcionalidades.

El nuevo mapa de observaciones ciudadanas tiene más funcionalidades.

Esta información puede ser especialmente útil para los profesionales del seguimiento y control de estos mosquitos o para centros educativos, ya que el mapa también ofrece la oportunidad de exportar datos de zonas concretas. Además, las observaciones o vistas determinadas del mapa se pueden compartir a través de las redes sociales o webs para informar al público general, amigos, familiares o vecinos.

Una apuesta por el contacto directo con la ciudadanía

Uno de los objetivos del proyecto Mosquito Alert —y de la ciencia ciudadana en general— es el fomento del contacto directo entre los científicos y la sociedad con el fin de implicar a la ciudadanía en el proceso de investigación. Por ello, hemos desarrollado un sistema de notificaciones que permite enviar información relevante a los participantes a través de la app Mosquito Alert. Hasta ahora, cuando una persona enviaba una observación de mosquito o de un lugar de cría con fotografía, la tenía que buscar en el mapa de la página web de Mosquito Alert para ver el resultado de la validación por parte de los expertos. A partir de ahora, los participantes recibirán la respuesta directamente en el móvil a través de una notificación una vez la fotografía haya sido validada.

Además, los expertos podrán añadir algún comentario personal que complemente la información. Estas notas personales pueden ayudar a orientar el tipo de acciones necesarias en algunas zonas para controlar el mosquito tigre. Por ejemplo, si un ciudadano envía una observación desde una zona donde todavía no hay mosquito tigre, o bien si la imagen enviada puede ser especialmente interesante desde el punto de vista científico. De este modo, los expertos pueden pedir más fotografías o detalles del hallazgo, siempre respetando la protección de la privacidad del participante.

Expertos en mosquitos a pie de calle

La ciudadanía también puede validar fotos desde la app.

La ciudadanía también puede validar fotos desde la app.

Otro de los retos del proyecto es que la ciudadanía se convierta en experta en identificar el mosquito tigre y el de la fiebre amarilla y ayude a los entomólogos a clasificar las observaciones recibidas. Por ello, la nueva versión de la app incluye un botón en la pantalla principal que permite validar imágenes que han enviado otros participantes. Previamente, el sistema te entrena de manera fácil para tener la información necesaria para hacer la validación correctamente. Además, el sistema ayuda a seleccionar la mejor respuesta. En caso de error, no pasaría nada, ya que cada fotografía es analizada por varias personas y, por lo tanto, lo que importará finalmente es la opinión de la mayoría.

Gracias a estas mejoras y a la contribución desinteresada de los ciudadanos, este proyecto de ciencia ciudadana permitirá la investigación, el seguimiento y el control de manera más óptima en España de dos especies de mosquitos vectores de enfermedades globales como el dengue, el chikunguña y el Zika.

La ciencia ciudadana y Mosquito Alert, presentados en el Parlamento Europeo

El pasado 7 de septiembre tuvo lugar la primera sesión informativa sobre la Ciencia Ciudadana por los miembros del Parlamento Europeo (MEPs) en las instalaciones del Parlamento Europeo en Bruselas. John Palmer, científico de Mosquito Alert, asistió a la conferencia que fue organizada por el Grupo de Trabajo de Políticas de ECSA (WG).

 

European Parliement

El Parlamento Europeo

 

El evento fue una gran oportunidad para presentar a los diputados y otros funcionarios de la UE el trabajo que está llevando a cabo la ECSA (del inglés, European Citizen Science Association) para demostrar la importancia de la ciencia ciudadana en la labor política de la Unión Europea. Por lo tanto, uno de sus objetivos principales es fomentar su práctica a nivel europeo.

La presentación de Mosquito Alert fue llevada a cabo por John Palmer, que explicó la función de la ciencia ciudadana contra la propagación de mosquitos vectores de enfermedades, en particular en España, y cómo se utilizan los datos. Destacó que en este proyecto, la ciencia ciudadana supone una herramienta muy útil para el sistema de alerta temprana de amenazas epidemiológicas.

 

 

 

Palmer también enseñó algunos ejemplos prácticos de este sistema de alerta. Demostró que en las regiones donde los datos recogidos por los expertos y los ciudadanos se superponen, se identifican las mismas zonas de riesgo’. Por último, destacó cómo el movimiento de la ciencia ciudadana en los EE.UU. y la UE se han combinado para crear el “Mosquito Task Force Group”, que tiene como objetivo desarrollar una metodología de ciencia ciudadana común y un conjunto de herramientas que puedan ser utilizados por los ciudadanos para controlar la propagación de los mosquitos vectores de enfermedades

 

MEP briefing on Citizen Science

Participantes de la reunión.

 

Los otros científicos que participaron en la reunión fueron la profesora Jacqueline McGlade, jefe científico en el Programa Medioambiental de las Naciones Unidas (UNEP), dando el discurso de apertura en el panorama internacional de la ciencia ciudadana (ver presentación). Por otro lado, Hanny van Harkel habló de su experiencia tras participar en el proyecto Galaxy Zoo. Finalmente, Muki Haklay, Director del Extreme Citizen Science (ExCiteS) de la University College London (UCL), dió una visión general del estado actual de la ciencia ciudadana en diferentes niveles de gobernanza (ver presentación).

Los próximos objetivos de la ECSA son, entre otros, buscar una nueva reunión con los diputados patrocinadores y los funcionarios de la UE para construir la ciencia ciudadana en los aspectos de la labor de la Comisión. También, buscar el patrocinio de la UNEP y otras organizaciones mundiales para construir una técnica de monitorización ciudadana del mosquito que sea común en los EE.UU. y Europa. Además, quiere buscar un acuerdo con un programa de ciencia ciudadana de control global de mosquitos y buscar nuevos diálogos para que la ciencia ciudadana entre en los futuros programas de trabajo de investigación.

DIÁLOGOS ENTRE CIENCIA Y SOCIEDAD: LA CULTURA CIENTÍFICA EN LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS DE INVESTIGACIÓN

El fomento de la cultura científica se ha convertido en uno de los requisitos imprescindibles para hacer frente a los desafíos demandados internacionalmente en materia de ciencia, tecnología e innovación.

En las sociedades democráticas modernas, en las que la ciencia y la tecnología gozan de una extraordinaria importancia, resulta imprescindible facilitar el acceso público al conocimiento científico en un sentido amplio: haciendo a la ciudadanía partícipe de la empresa científica.

Disponible el “Manual Europeo de la Información Geográfica Colaborativa”, con la participación de Mosquito Alert

Aitana Oltra, Frederic Bartumeus y John Palmer, coordinadores de la plataforma Mosquito Alert, han escrito uno de los capítulos donde se destaca el potencial de la ciencia ciudadana para estudiar la presencia y dispersión de especies invasoras y vectores de enfermedades y, a su vez, controlar su expansión.

Manual Europeu de la Informació Geogràfica Col·laborativa

Manual Europeo de la Información Geográfica Colaborativa

 

El libro ha sido editado por miembros de la COST action “ENERGIC” (European Network Exploring Research into Geospatial Information Crowdsourcing), una red de expertos europeos que promueven diversas actividades para explorar el potencial y las aplicaciones de la información espacial colaborativa. En esta publicación han participado varios científicos que trabajan en el ámbito de la geoinformación.

A medida que crece y avanza la tecnología también ha surgido una nueva forma de recoger información espacial. Cada vez hay más usuarios que utilizan webs o aplicaciones móviles donde se envían fotografías u otros datos geolocalizadas. Los científicos llaman a esta nueva forma de obtener datos como Información Geográfica Colaborativa o Voluntaria (VGI, en inglés, Volunteered Geographic Information).

El manual, organizado en seis bloques, analiza qué uso se puede hacer de estos datos en el ámbito científico y qué beneficios puede aportar a la sociedad. Algunos autores también hablan de lo que realmente motiva a la gente para compartir esta información y hacerla pública. Incluso se plantea si las personas podrían sustituir los sensores geoespaciales especializados. Sin embargo, las limitaciones de esta metodologías también son un tema a debatir, sobre todo la privacidad y la calidad de los datos para que sean útiles para los científicos.

 

Cuando la participación ciudadana es un éxito

El ejemplo de Mosquito Alert (antes Atrapa el Tigre) demuestra que la ciencia ciudadana se puede utilizar para hacer investigación y actividades de vigilancia y control de especies invasoras y vectores de enfermedades, como el mosquito tigre y el mosquito de la fiebre amarilla. En el capítulo, se exponen las estrategias y criterios que se utilizan para validar los datos que envían las personas voluntarias, que principalmente son fotografías geolocalizadas. También explican cómo se ha trabajado la comunicación a la ciudadanía con la participación, qué tipo de investigación científica se puede hacer con estos datos y cómo se está trabajando conjuntamente con agentes de seguimiento y control de estas especies.

 

Barcelona despliega una nueva campaña de control del mosquito tigre pidiendo la complicidad de la ciudadanía

Se pide que los ciudadanos hagan fotos de los mosquitos tigre que encuentren y envíen la observación con la app de la plataforma Mosquito Alert, que impulsa la Obra Social “La Caixa”. Mosquito Alert es una plataforma de ciencia ciudadana coordinada por el CREAF que gestiona datos de miles de observaciones y puntos de cría de mosquito tigre.

Tècnics de l'ASPB. Foto: ASPB

Técnicos de la ASPB. Foto: ASPB

La Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) inicia este mes de mayo el periodo de vigilancia y control intensivo del mosquito tigre (Aedes albopictus) en la ciudad, que se prolongará hasta finales de noviembre. De nuevo, la plataforma Mosquito Alert que impulsa la Obra Social “La Caixa” será uno de los ejes que despliega esta estrategia preventiva en la ciudad. Gracias a la aplicación móvil de esta plataforma, los vecinos y vecinas pueden enviar fotos de mosquitos tigre o de posibles lugares de cría que detecten en la ciudad, sobre todo sumideros que acumulan agua o fuentes ornamentales, etc. De esta manera colaboran con científicos y gestores en la lucha contra este vector de enfermedades como el Dengue o la Chikungunya.

Como novedad, este 2016 los ciudadanos también podrán contribuir a detectar precozmente si el mosquito que está causando la expansión del virus Zika en Sudamérica, el Aedes aegypti, llegará a Barcelona. Para ello la aplicación muestra a los ciudadanos cómo diferenciar el mosquito tigre de este otro mosquito en tres sencillos pasos. Todos los datos recibidos mediante la aplicación, que incluyen fotografías geolocalizadas, están a disposición libre en los mapas interactivos, consultables en todo momento.

El responsable del Programa de Control del Mosquito Tigre de la ASPB, Tomás Montalvo, explica que esta herramienta es enormemente útil, especialmente en la detección de los puntos de cría ubicados en la vía pública, sobre todo los sumideros, y recuerda que la contribución de todos es clave en el control de este insecto. Por ello, dice que “los ciudadanos deben velar por no dejar pequeños recipientes con agua en sus propiedades, ya que es el espacio donde aprovecha el mosquito para criar”.

Els embornals de la via pública solen ser llocs de cria de Mosquit tigre. Foto: J.Piera

Los imbornales de la vía pública suelen ser lugares de cría de mosquito tigre. Foto: J.Piera

Mosquito Alert empezó a caminar como Atrapaeltigre, y es un proyecto de ciencia ciudadana coordinado por el ICREA Movement Ecology Lab, asociado al Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC) y el CREAF. Actualmente, el proyecto cuenta con el impulso de la Obra Social “la Caixa” y está cofinanciado por el Organismo Autónomo de Salud Pública de la Diputación de Girona (Dipsalut), el Ministerio de Economía y Competitividad, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y la empresa Lokímica.

Una colaboración que da resultados

La Agencia de Salud Pública de Barcelona despliega su programa de vigilancia y control del mosquito tigre en espacios públicos desde 2005, con el objetivo de mantener bajo control la especie. La ASPB utiliza la información de Mosquito Alert desde hace un par de años para priorizar y organizar las diferentes actuaciones de control que se llevan a cabo en la ciudad junto con otras fuentes de información. Durante 2015 por ejemplo se recibieron más de 300 informes en la ciudad condal. El 20% de estos informes fueron incluidos en el programa de vigilancia y control, colaborando así en reducir la presencia de mosquito tigre, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos y minimizando el riesgo de transmisión de enfermedades.

Gracias a este programa, se da atención a las incidencias que comunican los ciudadanos en la vía pública, se efectúa una vigilancia continua de diferentes zonas de riesgo (68 zonas fijadas en el 2015), y se lleva a cabo una vigilancia y control de los casos de arbovirosi que se producen en la ciudad para evitar una posible transmisión de enfermedades mediante picaduras de los insectos. Cada año la ASPB gestiona alrededor de 250 incidencias referidas a mosquito tigre, efectuando cerca de 900 intervenciones de control en la ciudad.

L'aplicació Mosquito Alert.

La aplicación Mosquito Alert.

Preparados para casos de Zika, Chikungunya y otros

Los expertos recuerdan que las enfermedades transmitidas por vectores representan el 30% de las enfermedades emergentes. Además, la presencia del mosquito tigre en toda la zona mediterránea hace imprescindible mantener la vigilancia activa y la coordinación entre todos los sectores implicados. Hasta el 15 de junio de 2016 se han detectado casos de Zika, Chikungunya y de dengue en Cataluña. Hasta un 30% de estos corresponden a casos de Barcelona, ​​por ello, la ejecución del Protocolo para la vigilancia y control de mosquitos transmisores de arbovirosi es básico para reducir el riesgo de transmisión en nuestro territorio.

De hecho, tal y como comenta Frederic Bartumeus, director Mosquito Alert “se está trabajando combinando los datos ciudadanos y los datos de la propia ASPB para elaborar modelos que predigan cómo se distribuye el mosquito y que estimen si hay riesgo epidemiológico de que expanda alguno de los virus que pueden transportar”.

 

Mosquito Alert participa en el documental “Zika, alerta sanitaria global” de Cuatro

El pasado 8 de junio el canal Cuatro dedicó un programa especial titulado “Zika, alerta sanitaria global”. El documental, producido por la compañía española Mediaset, analiza las razones y consecuencias de una pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud como “emergencia sanitaria global”.

La suma de las diferentes voces de expertos en epidemiología, médicos, agentes de control de mosquitos y entomólogos explican al detalle cuál es el verdadero alcance del Zika y las consecuencias asociadas a este virus. Ahora, la preocupación más grande se centra en los Juegos Olímpicos de Brasil, que se celebran este verano, donde cientos de miles de personas acudirán al epicentro de la pandemia mundial del virus Zika.

"Zika, alerta sanitaria global", por Mediaset.

“Zika, alerta sanitaria global”, por Mediaset.

En el documental ha participado el equipo de Mosquito Alert, la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), la Universidad de Zaragoza, la empresa Lokímika, el Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat, además de otros expertos de los más prestigiosos hospitales, unidades de Medicina Tropical, centros de investigación de España y Brasil, testimonios de personas afectadas por los mosquitos y las enfermedades asociadas, y profesionales del ámbito deportivo y de los Juesgos Olímpicos.

Mosquito Alert participa en un proyecto de ciencia ciudadana en las escuelas

El pasado 5 de mayo se celebró el acto de cierre del proyecto Ciencia Ciudadana: Investigación y Educación. El proyecto cuenta con el apoyo de Recercaixa y su objetivo es evaluar la introducción de la ciencia ciudadana en las escuelas como mecanismo innovador en el aprendizaje de la ciencia, la tecnología y la matemática. Mosquito Alert es uno de los cinco proyectos que se han escogido para llevar a cabo el piloto educativo en varios institutos de Cataluña.

Alumnos de la Escuela Garbí de Esplugues de Llobregat en el CosmoCaixa.

Alumnos de la Escuela Garbí de Esplugues de Llobregat en el CosmoCaixa

Durante dos meses (desde diciembre de 2015 hasta enero de 2016) los alumnos de 1º de ESO del Institut de Tordera y la Escola Garbí Pere Vergés de Esplugues de Llobregat han trabajado el proyecto Mosquito Alert en sus aulas como un proyecto más en las materias de ciencias. Esta iniciativa ha permitido que los alumnos conocieran la ciencia desde otra perspectiva y de forma innovadora, teniendo la oportunidad de participar en un proyecto de ciencia real.

Durante la presentación en el CosmoCaixa los alumnos expusieron sus trabajos. La escuela Garbí Pere Vergés centró su proyecto en elaborar un mapa para hacer el seguimiento y prevención de los puntos de cría de mosquito dentro de la propia escuela. Por otro lado, los alumnos del Institut de Tordera han localizado los puntos de cría en el barrio. En este caso, invitaron al alcalde de Tordera para proponer mejoras en la gestión de la problemática del mosquito tigre en el municipio.

Alumnos del Institut de Tordera. Foto: Ins de Tordera

Alumnos del Institut de Tordera. Foto: Ins de Tordera

Los alumnos han aprendido a recoger datos de posibles puntos de cría del mosquito, a utilizar la app y ver los datos de los puntos localizados en el mapa. Al mismo tiempo, han aprendido cómo diferenciar el mosquito tigre, cómo son los lugares donde cría, cómo llegó a Cataluña y han entendido la necesidad de controlar sus poblaciones. “La experiencia ha sido muy positiva y ha motivado a los alumnos a implicarse en el proceso científico”, explicaban los profesores. Algunos de ellos ya estaban acostumbrados a trabajar por proyectos y otros en cambio justo están empezando con esta metodología, pero lo que se ha visto es que “la ciencia ciudadana tiene mucho potencial en el ámbito educativo”, explicaba Gemma Agell del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB-CSIC). Una de las cosas que más llamó la atención a los chicos y chicas es haber tenido el contacto directo con los cientificos, “los alumnos me hacían preguntas muy sorprendentes con una buena dosis de intuición y lógica”, comentaba Frederic Bartumeus, director de Mosquito Alert.

Esta iniciativa forma parte del proyecto Ciència Ciutadana: Recerca i Educació, una plataforma formada por cinco grupos de investigación de Cataluña de ámbitos diversos y con experiencia en la ciencia ciudadana. Este grupo de científicos ha colaborado con 11 institutos para incentivar a los alumnos a participar en sus proyectos. En total han sido más de 500 alumnos, desde 1º hasta 4º de ESO.

Ciència Ciutadana a les Escoles – Mosquito Alert from OpenSystems on Vimeo.

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.