Preguntas frecuentes

Proyecto y objetivos

La ciencia ciudadana hace referencia a involucrar el público general en actividades de investigación científica. La ciudadanía puede aportar recursos e información muy valiosa, ya sea compartiendo conocimiento, ayudando a recolectar y analizar datos, interpretando resultados, haciendo nuevos descubrimientos, desarrollando tecnologías y aplicaciones o resolviendo problemas complejos.

Consulta estos enlaces para saber más:

Gracias a la participación ciudadana se ha confirmado por primera vez la llegada del mosquito tigre en las comunidades autónomas de Andalucía y Aragón, así como en varios municipios y en alguna provincia nueva. Es muy importante detectar de forma temprana la presencia de estas especies de mosquito especialmente para la planificación y aplicación de protocolos de actuación y las diferentes medidas de control.

Desde 2014, se dispone de observaciones ciudadanas de posibles mosquitos tigre en más de 360 municipios españoles. Gracias a esta información, se ha confirmado la presencia extendida de mosquito tigre en las provincias del litoral oriental español de Cataluña, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Baleares o Andalucía. Estas observaciones también indican que el mosquito avanza hacia el noreste de la isla de Mallorca, y desde la costa Este y Sur de España hacia las regiones del interior. Puedes encontrar más información y resultados del proyecto en el Informe Anual 2015.

Desde 2015, las observaciones ciudadanas de Mosquito Alert son una fuente más de información para la realización de actuaciones en varios lugares de España. En 2015, el 20% de las observaciones ciudadanas de Mosquito Alert en Barcelona fueron consideradas de interés general por la Agencia de Salud Pública de Barcelona e incorporadas en su programa de seguimiento y control. Además, el 40% de las nuevas zonas de riesgo detectadas en la ciudad de Valencia fueron gracias a las observaciones ciudadanas enviadas con la app Mosquito Alert.

En cualquier país las competencias en materia de salud pública y especies invasoras están divididas en distintos agentes y/o administraciones. Este proyecto está impulsado por varios centros de investigación, cuyo objetivo principal es investigar. Por esta razón, no realizamos directamente ningún programa de vigilancia y control.

No obstante, colaboramos con administraciones en el ámbito de control de vectores, como es el caso de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB). Los datos que envía la ciudadanía mediante la app Mosquito Alert son una información muy valiosa y de gran utilidad para las entidades que trabajan para el control y seguimiento de estos insectos. En España hay muchos profesionales trabajando en el seguimiento y control del mosquito tigre, por ejemplo en Valencia, Barcelona, el Baix Llobregat, Girona, etc. Incluso existen servicios de control de mosquitos cuya única misión es el seguimiento y control de estas especies.

El mosquito tigre no es como otras especies que crían en humedales, sino que se esconde en millares de recipientes pequeños. Gran parte de estos objetos se encuentran en los espacios privados, y por ello resulta muy difícil detectarlos y controlarlos. La medida más importante de todas es la prevención. Por ello, Mosquito Alert es una herramienta más para sensibilizar a la ciudadanía en la aplicación de medidas de control en espacios particulares.

Tu aportación  formará parte de una base de datos y de un mapa visible para todos, que se utiliza para investigar y controlar el mosquito tigre y el mosquito de la fiebre amarilla. Así, entre todos, creamos un sistema de alerta participativo que puede mejorar la gestión de estas especies y minimizar el riesgo de transmisión de enfermedades.

Descubrir estos mosquitos en una región nueva permite impulsar la implementación de programas de concienciación, seguimiento y control. Por otro lado, estos datos ayudan a activar protocolos epidemiológicos a nivel autonómico para evitar casos de transmisión autóctona de enfermedades, si así se considera por las administraciones pertinentes.

En lugares en los que ya se conoce la presencia de la especie tu aportación es una nueva fuente de información de utilidad en programas de seguimiento y control. El proyecto colabora con gestores y ha establecido distintos convenios de colaboración con entidades públicas, como la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), la Regidoría de Sanidad y Salud del Ayuntamiento de Valencia, o Dipsalut (Organismo de Salud Pública de la Diputación de Girona).

Díptico MA

Díptico informativo elaborado por al ASPB con el antiguo nombre del proyecto.

Mosquito Alert es una plataforma ciudadana para investigar y controlar el mosquito tigre (Aedes albopictus) y el mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti). Estos dos mosquitos se engloban bajo el término de “Aedes urbanos”. Pueden transmitir enfermedades como el Zika, el Chikungunya, el Dengue o la fiebre amarilla.

Para llevar a cabo este proyecto se ha creado una app gratuita con el mismo nombre Mosquito Alert. Con la app cualquier persona puede enviar observaciones de Aedes urbanos o de uno de sus lugares de cría y adjuntar una foto para que los expertos u otros personas lo verifiquen.

Sobre la app Mosquito Alert

Para que tus datos sean útiles para nuestro proyecto tiene que enviarse sólo desde la app Mosquito Alert. De este modo, la información que envías entra en la base de datos y el mapa del proyecto y los expertos podrán validarlo. De todas formas, puedes usar las redes sociales para promover el proyecto y animar a más gente a participar.

La app está disponible para usuarios de Android i iOS. Por ahora, la app no está disponible para Windows phone.

Puedes pedir ayuda a un amigo o familiar para enviar los datos con su móvil.

Sí. En este caso, no será posible validar la observación mediante el análisis de la imagen, pero existen otras técnicas que pueden dar también mucho valor a tu observación.

Sí. La validación por parte de los expertos quizás será un poco más difícil pero cualquier foto de mosquito tigre o de la fiebre amarilla que hayas encontrado es válida para participar y puede ser útil para los científicos.

Es relativamente fácil atrapar un mosquito posado en una pared si utilizas un pote para atraparlo y pasas una hoja de papel por debajo para que no se escape antes de girarlo. Si dejas el pote con el mosquito unas horas en el congelador, podrás hacerle una buena foto sin haberlo aplastado. También puedes utilizar insecticida, pero hay que aplicarlo con atención y moderación. Cuando fotografiamos adultos de Aedes urbanos debemos intentar que se vean bien las rayas blancas en la cabeza y el tórax.
Truc Truco got (12)_2
Para ello, agárralo por las patas, enfócalo bien y, si puedes, adjunta también 1 o 2 fotos más para que se vea el abdomen y sus patas. En el caso de los lugares de cría, si es posible añade 2 fotos: una para situar tu lugar de cría y otra en la que se vea el agua estancada con las larvas y/o las pupas.
4760b07d-aeaf-4ace-965e-85726cac0251

testos

J. de Vil·la Amelia (1)

Descubre más trucos para tus fotos aquí.

Evidentemente no podemos esperar recolectar observaciones de todos los Aedes urbanos que encontramos. En este proyecto nos interesa saber por dónde están distribuidas estas especies y descubrir nuevas zonas donde antes no se habían detectado. Así que si no quieres enviar todas las observaciones que haces, te proponemos que  si en un lugar y en un mismo momento (una semana) ves muchos mosquitos con un par de observaciones ya es suficiente. Si los ves durante mucho tiempo en el mismo sitio, puedes enviar un informe dos veces al mes, por ejemplo.

No obstante, sería ideal tener fotos de todos los Aedes urbanos que vierais, así podríamos estudiar la densidad de estos mosquitos y fenología en diferentes zonas. Estos datos podrían ser también muy útiles al gestionar un posible caso de arbovirosis en una zona y momento concreto.

Varias veces han llegado observaciones ciudadanas de mosquito tigre en lugares donde antes no se había detectado la especie. En estos casos, consideramos necesario que un equipo de expertos entomólogos inspeccione la zona y compruebe en el campo esta nueva detección. Las observaciones ciudadanas son de gran ayuda, ya que detectar estos insectos por el territorio es como “localizar una aguja en un pajar”.

Si se confirman las observaciones en el campo mediante técnicas y protocoles estándares científico-técnicos, se informa a las entidades y administraciones pertinentes para que realicen las acciones que correspondan en cada región. Además, en algunos casos se realiza una publicación científica para notificar públicamente el nuevo descubrimiento, como fue el caso de Andalucía o el de Aragón (pendiente de publicación).

En Mosquito Alert hablamos de “posibilidades”, ya que cualquier observación podría contener un error en su localización o una foto equivocada, etc. Además, es difícil determinar con exactitud una especie sin disponer del ejemplar in vivo en el laboratorio. Por esta razón,  los expertos consideran que una observación ciudadana es de un “posible” mosquito tigre/de la fiebre amarilla cuando la foto contiene al menos una o todas las características típicas de dichas especies.

Si observan la típica raya blanca en la cabeza y el tórax en el caso del mosquito tigre, o el dibujo en forma de lira en el caso del mosquito de la fiebre amarilla, la observación se guardará en la base de datos como “segura” y será muy útil tanto para los científicos como para los gestores.

Recuerda que cualquier dato, con o sin foto, puede ser útil.  Pero si consigues añadir una buena foto aumentarás su valor. Consigue fotos útiles siguiendo estos trucos.

Cada vez que envíes una observación a través de la app recibirás un mensaje de respuesta agradeciendo tu contribución. Esto te indica que tus datos se han enviado correctamente. En el apartado “Mi Mapa” puedes ver todos los datos que has enviado, e incluso modificarlos (eliminarlos o editar el contenido) si lo necesitas.

Dependiendo del lugar/país de tu observación, tus datos serán validados por otros ciudadanos analizando las fotos adjuntas o por expertos entomólogos/as. El resultado de esta validación estará disponible en el mapa de Mosquito Alert de forma pública, donde tendrás que encontrar tu punto. En un futuro el resultado de la validación lo recibirás en tu móvil. Dependiendo del volumen de datos recibidos en los últimos días, tu punto o la validación puede tardar en aparecer en el mapa entre unas horas y algún día.

Recuerda que tu observación solamente se validará si tiene alguna foto adjunta. En el caso de no tener foto, aparecerá en el mapa sin ser validada. Las observaciones que contengan imágenes que no están relacionadas con observaciones de mosquitos o lugares de cría, como por ejemplo picaduras, no aparecerán en el mapa ni serán validadas.

Es tan fácil como descargarse la app gratuita Mosquito Alert en Google Play y App store.

Una vez instalada en tu móvil, recomendamos que consultes la web www.mosquitoalert.com o que consultes la información que contiene la app para familiarizarte con estos mosquitos y para conocer todos los consejos y trucos que te puedan ayudar a enviar observaciones útiles. De este modo, te será mucho más fácil atraparlo y hacerle una buena foto.

Si ves un mosquito y sospechas que puede ser un mosquito tigre o un mosquito de la fiebre amarilla tienes que seleccionar la opción “ENVÍA MOSQUITO”. Tendrás que contestar tres preguntas para describir bien a tu mosquito, seleccionar el sitio en el que los has encontrado y, si es posible, añadir una foto. También puedes enviar observaciones de posibles lugares de cría de estos dos mosquitos, preferiblemente en espacios públicos e imbornales. Para ello, tienes que seleccionar des de la pantalla principal de la app el botón “Lugar de cría” y rellenar las casillas con la información necesaria.

Todos los informes que envíes se guardan en la opción de “Mi mapa”. Allí los los puedes consultar e incluso modificar.

Mosquitos

La fumigación es una herramienta que sólo se utiliza en casos puntuales cuando la situación por invasión de mosquito tigre es muy grave. Es una práctica regulada por un protocolo legal y la Comunidad Europea está preparando su prohibición por varios motivos.

Por un lado, los productos químicos que se utilizan para fumigar son tóxicos para las personas. Además, cuando se aplican hay que evacuar la zona y mantenerla aislada durante 24 horas para que no comporte un riesgo para la salud. Por otra parte, no se ha demostrado que sea una opción muy sostenible, ya que su eficacia es muy corta y obliga a repetir el tratamiento periódicamente. Sólo se aplican en lugares estratégicos como parques, jardines de hospitales, escuelas o cementerios. También se aplican en momentos de riesgo muy alto de transmisión autóctona de enfermedades cuando llega una persona proveniente del trópico infectada por alguna enfermedad que podría ser transmitida por el mosquito tigre.

La mejor medida de prevención es, pues, eliminar sus focos de cría.

Hay tres detalles básicos en los que te tienes que fijar si quieres diferenciar un mosquito tigre de un mosquito de la fiebre amarilla. A simple vista ambos Aedes son pequeños, de la medida de un céntimo, y presentan rallas blancas en patas y abdomen, pero son diferentes:

  1. El dibujo del tórax: El mosquito de la fiebre amarilla tiene 4 líneas blancas, dos gruesas y dos finas, a lo largo del tórax que dibujan una lira. El mosquito tigre tiene una única línea blanca en la parte superior del tórax que continúa hasta la cabeza.
  2. El color: El mosquito de la fiebre amarilla es de color marrón oscuro. El mosquito tigre es de color negro.
  3. Las rayas del abdomen: El mosquito de la fiebre amarilla tiene una línea blanca perpendicular, en cada segmento del abdomen, con manchas redondas blancas en los laterales. El mosquito tigre tiene una línea parecida pero más fina con manchas triangulares en los laterales, también más pequeñas.

layouts blog

Estas especies ponen los huevos en lugares que no acumulen gran cantidad de agua como pequeños depósitos o recipientes con agua estancada como platos de maceta, neumáticos viejos, sumideros e incluso piscinas con poca agua. No crían en ríos, lagos, playas o grandes estanques.

Necesitan disponer de agua estancada durante unos cuatro días para que sus larvas acuáticas puedan hacer la metamorfosis a adultos. Las hembras depositan los huevos en las paredes internas de los recipientes. Estos huevos son de color oscuro y de forma alargada y son tan pequeños que son casi invisibles a simple vista. Los adultos y sus lugares de cría se encuentran cercanos ya que de forma natural los mosquitos no suelen desplazarse más de 500 metros de radio.

Los Aedes urbanos son pequeños, pero el mosquito tigre es negro y el mosquito de la fiebre amarilla, marrón oscuro. Esta diferencia de color es difícil de ver si no somos expertos. Un truco más fácil es fijarse en las rayas que tienen encima del tórax: el mosquito de la fiebre amarilla tiene rayas blancas en el tórax en forma de lira y el mosquito tigre sólo una.

No hay que preocuparse si nos confundimos o si tenemos dudas. Un equipo de expertos validará la información a través de la foto y se encargará de clasificar la especie y añadir algún comentario si es necesario. Además, otros usuarios también podrán aportar su opinión mediante una plataforma de validación colectiva.

¡Aprende a identificarlos!

El mosquito tigre (Aedes albopictus) y el mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti) son dos mosquitos del género Aedes. Ambos se han adaptado a los entornos urbanos y crían en todo tipo de recipientes pequeños que tengan agua estancada como imbornales, platos de maceta o neumáticos. Por esta razón y para referirnos a ellos de una forma más abreviada utilizamos el término “Aedes urbanos”.

Picaduras y molestias

El mosquito tigre vuela relativamente poco, así que seguramente estén criando cerca, pero puede ser que no sea en “tu casa”, sino en el espacio público cercano, en imbornales, en casa de los vecinos, etc. En este sentido, puede ser interesante que entre los vecinos detectéis criaderos en espacios privados y apliquéis medidas de corrección conjuntamente. Si detectáis lugares de cría en los espacios públicos los podéis compartir con la app Mosquito Alert y comunicar los resultados a vuestro ayuntamiento. Enviar datos con la app y tenerlos validados en el mapa público os puede ser de ayuda.

En general, y sobre todo en las primeras picaduras, las de mosquito tigre suelen provocar una irritación mayor que las de los demás mosquitos. A menudo el área afectada se vuelve de color rojo y se hincha. El picor y dolor se pueden aliviar utilizando productos que puedes encontrar en las farmacias, o bien hielo envuelto en un trapo: el frío es un excelente recurso para reducir la inflamación y el prurito. La regla de oro es no rascarse jamás, aunque sea difícil, porque al hacerlo nos provocaríamos una reacción aún mayor. Algunas personas más sensibles pueden tener reacciones más intensas que otras. Si tienes dudas o las picaduras empeoran consúltalo con el farmacéutico o tu médico.

Para prevenir las picaduras utiliza redes o mallas anti mosquito, así como repelentes contra mosquitos con el asesoramiento de un farmacéutico y siguiendo correctamente el prospecto y las instrucciones de uso. Por otro lado, elimina todos aquellos recipientes que tengas alrededor de tu casa que puedan ser focos de cría.

Proyecto y objetivos

Podéis organizaros con los vecinos y aplicar medidas correctoras en los espacios privados (en vuestras casas, patios, jardines, etc.). Son muy sencillas y se basan en evitar tener pequeñas acumulaciones de agua. Las administraciones no tienen acceso a estos lugares y pueden ser importantes para la cría de estas especies.

También podéis ayudar a difundir el mensaje y utilizar los recursos y recomendaciones de la web Mosquito Alert para informar a más personas. Por ejemplo, podéis utilizar nuestro material gráfico  o difundir recomendaciones por las redes sociales.

También podéis utilizar la app Mosquito Alert para mapear posibles lugares de cría en el espacio público y hallazgos de Aedes urbanos que hayáis hecho. Una vez estén los datos validados por expertos, podéis intentar encontrar soluciones conjuntas con vuestro ayuntamiento.

Sirve para planificar y tomar las medidas que se consideren oportunas en función de cada caso. Por ejemplo, en 2014 se confirmó por primera vez la llegada del mosquito tigre en Andalucía, gracias al envío de datos ciudadanos con la app Mosquito Alert. Al recibir estas observaciones, el equipo de Mosquito Alert y sus colaboradores informaron al Departamento de Patología Animal de la Universidad de Zaragoza, que lidera el seguimiento estatal de la especie y se decidió incorporar trampas en varios lugares de Andalucía que en un principio no estaban planificados en su programa de seguimiento.

Descubrir la especie en un sitio nuevo permite que, una vez las administraciones tengan conocimiento del hecho, puedan empezar a poner en marcha programas de vigilancia y control , que incluyan acciones de información y sensibilización a la población, aplicación de medidas preventivas y/o correctoras y la ejecución de medidas control sobre el vector.  También sirve para activar protocolos de salud pública y así prevenir riesgos en el caso de detectar personas con alguna enfermedad transmitida por estos  mosquitos, como el Dengue, el Chikungunya o el Zika.

Coordinadores Mosquito Alert

ICREA
CREAF