En el mundo hay alrededor de 3.500 especies de mosquitos. De todas ellas, unas pocas son responsables de la transmisión de patógenos y parásitos a humanos y animales. Aún así, las predicciones indican que más de la mitad de la población humana está expuesta al riesgo de contraer enfermedades transmitidas por los mosquitos.

Algunos de los mosquitos que pueden ser responsables de la transmisión de enfermedades en Europa son especies invasoras. Especies no originarias del lugar, pero con gran capacidad para adaptarse y prosperar en los entornos urbanos y suburbanos de todo el mundo. Estas especies que se desenvuelven tan bien en nuestras ciudades son, al mismo tiempo, los mosquitos de mayor importancia epidemiológica, ya que tienen la capacidad de transmitir enfermedades exóticas graves cuando sus agentes patógenos son introducidos en Europa.

En Mosquito Alert nos centramos en el estudio y desarrollo de un sistema de vigilancia de mosquitos invasores y del mosquito común, algunos de los cuales son importantes transmisores de enfermedades:

El cuerpo de los mosquitos se divide en tres partes: cabeza, tórax y abdomen. En la cabeza encontramos un par de antenas, un par de ojos compuestos y las piezas bucales modificadas en estiletes para penetrar en tejidos sólidos y aspirar alimentos líquidos. El tórax tiene seis patas y un par de alas.

Partes del mosquito

El patrón dibujado en el tórax es importante porque es una de las características más fáciles de observar y es importante para diferenciar a unas especies de otras. De ahí la importancia de procurar fotografiar esta parte del cuerpo cuando se envían fotos a través de la app.

Para saber más de cada una de las especies visita sus páginas:

Aedes albopictus

Mosquito tigre

Aedes aegypti

Mosquito de la fiebre amarilla

Aedes japonicus

Mosquito del Japón

Aedes koreicus

Mosquito de Corea

Culex pipiens

Mosquito común

Descárgate la app Mosquito Alert y haznos llegar las observaciones de estos mosquitos

Ciclo de vida de los mosquitos

Los mosquitos son insectos con un ciclo de vida complejo, en el cual adultos y larvas ocupan hábitats diferentes y tienen formas de vida distintas. Las larvas son acuáticas. Los adultos (1) son terrestres que depositan los huevos (2) sobre o cerca del agua o lugares húmedos. Las larvas  (3) se mueven de forma sinuosa en el agua, alimentándose de microorganismos y materia orgánica en suspensión, subiendo a la superficie del agua para respirar oxigeno atmosférico gracias a un órgano especial. A los pocos días, dependiendo de la temperatura, las larvas se transforman en pupas de forma redondeada (4). En este estadio no se alimentan, sino que está teniendo lugar la metamorfosis de larva acuática a adulto.

¿Por qué pican?

En fase adulta, machos y hembras tienen una alimentación distinta. Los machos se alimentan únicamente del néctar de las flores. Las hembras también se alimentan de néctar, pero para el desarrollo de los huevos necesitan proteínas que obtienen de la sangre. Es por eso por lo que sólo las hembras pican. Es a través de las picaduras que, en algunos casos, pueden transmitir virus y otros patógenos ya que en ellas nos inoculan su saliva.

Para saber más sobre los virus y otros patógenos que puede transmitir el mosquito tigre y las otras especies, haz click sobre la imagen de cada enfermedad.

Dengue

Chikungunya

Zika

Fiebre amarilla

Fiebre del Nilo Occidental

Dirofilariasis